Por fallas en el proceso y no existir intención, abogados van por la exoneración de Lupita González

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La defensa de la marchista Guadalupe González solicitó ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS, por sus siglas en francés) que anule o reduzca considerablemente la sanción de cuatro años que le impuso un tribunal disciplinario.

El argumento de la defensa es que no existe alguna falta, negligencia o intención de haber consumido de forma premeditada trembolona, sustancia por la cual falló en un control antidopaje y, también, por las irregularidades en la recolección de su muestra de orina.

Entre las evidencias que los nuevos abogados de la atleta, los colombianos Andrés Charría y Víctor Delgado, entregaron al TAS para demostrar la inocencia de la mexicana, está una prueba de polígrafo que demostraría que no consumió de forma deliberada la trembolona.

La tesis de los abogados es que esta sustancia se encontraba presente en un par de tacos de longaniza que González consumió, el 15 de octubre, en un puesto llamado Las Güeras (cerca del Centro Ceremonial Otomí), al lado de la carretera, y cinco tacos de mixiote que comió el 16 del mismo mes en otro puesto callejero, cerca del Comité Olímpico Mexicano (COM).

Lupita González con uno de sus abogados. Foto: Octavio Gómez

Esto descarta que González haya comido picaña en un lugar llamado Picaña Grill y tacos de bistec y de hígado de res en Las Güeras, como alegaron los primeros abogados que la defendieron.

También derriba la información de que la atleta pasó por un periodo de anemia que la orilló a atenderse en una clínica del IMSS y que por ello comió carne en lugar de pollo, pescado y carne de pavo.

La defensa está consciente de que Guadalupe González perdió credibilidad por haber mentido en su audiencia de defensa -por petición de sus abogados-, aun así también presentarán como prueba información proporcionada por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), que indica que la trembolona es una sustancia autorizada en México para la engorda del ganado.

Otra evidencia serán todos los casos de trembolona que han llegado al TAS: los atletas que han tenido esta sustancia en su orina participan en pruebas de velocidad y no de resistencia -como los 20 kilómetros de marcha en los que compite González-, amén de que a todos se les han encontrado otros dos o tres anabólicos además de la tremobolona.

González será el primer caso en llegar al TAS a quien sólo se le ha encontrado la trembolona, es decir, de acuerdo con los abogados, esto demuestra que no tuvo la intención de usar la sustancia para mejorar su rendimiento deportivo y la consumió de forma involuntaria en la carne contaminada.

A estos alegatos, se suma el hecho de que en el Formato de Control de Dopaje aparecen como Oficiales de Control de Dopaje dos nombres con sus respectivas firmas: Fernando Cabrera y Fabiola Baltazar.

Cabrera es un oficial que trabaja para la empresa Clearidium, con quien la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) trabaja para recolectar las muestras de los deportistas mexicanos.

Baltazar es la esposa de Cabrera, quien también es un empleado de la Conade, y no estuvo presente el día de la recolección de la muestra de orina. La firma de Baltazar fue falsificada por su esposo.

Todavía no hay fecha para la audiencia ante un panel de tres árbitros del TAS que tendrá la atleta, ni se sabe en qué ciudad se llevará a cabo. Lo que es seguro es que la deportista sí estará presente en la misma.

La primera vez que tuvo la oportunidad de defenderse fue cuando, a través de una videoconferencia, que se realizó en el Starbucks de Presidente Masaryk (el 17 de abril pasado), respondió preguntas durante casi dos horas y en una audiencia que se prolongó 10 horas.

Infografía: Central Colombia

Caso Lupita

Caso Lupita

Caso Lupita

Caso Lupita

Acerca del autor

Estudió Ciencias de la Comunicación y Letras y Literatura Hispánica en la UNAM. Fue reportera de información general en los noticieros Monitor de InfoRed. Desde 2000 ha sido reportera y conductora de deportes en distintos medios radiofónicos y televisivos. Estudió la Maestría en Periodismo y Asuntos Públicos en el CIDE.

Comentarios