Megan Rapinoe, la capitana que criticó a Trump y rechazó ir a la Casa Blanca

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Todo parece indicar que las tetracampeonas del mundo romperán con la tradición deportiva estadunidense y no pisarán la Casa Blanca para su festejo.

Y es que la capitana del equipo femenil que ganó el domingo pasado la Copa del Mundo en Francia (2-0 ante Holanda), Megan Rapinoe, criticó abiertamente el mensaje excluyente y homofóbico de su presidente Donald Trump.

A tal grado que, en el programa Anderson 360, de la cadena CNN, la ganadora del Balón de Oro sostuvo: “Yo no iría (a la Casa Blanca) y tampoco irían todas las compañeras de equipo con las que he hablado explícitamente”.

A pregunta expresa, Rapinoe amplió su crítica contra Trump:

“Su mensaje excluye a las personas. Usted me excluye a mí, excluye a las personas que se parecen a mí, excluye a las personas de color, excluye a los estadunidenses que quizás lo apoyan”.

Hasta el momento, no hay una invitación pública de Trump para que las campeonas del mundo visiten la sede presidencial, en Washington.

Caso contrario, Chuck Schumer, líder de los demócratas en el Senado, extendió este miércoles una invitación a la capitana y a todo el equipo para que vayan al Congreso. Rapinoe aceptó.

La selección estadunidense de futbol regresó al país norteamericano el lunes, luego de alcanzar su cuarta Copa del Mundo (1991, 1999, 2015, 2019), un récord histórico.

La capitana ha sido el centro de atención por sus comentarios y talento en la cancha. A su llegada a Nueva York, la selección hizo su tradicional recorrido por las calles, recibió las llaves de la ciudad, y fue recibida por el alcalde Bill de Blasio.

“Este es el mejor equipo y el más ganador en la historia de nuestro país”, añadió el funcionario.

En el edificio de la alcaldía de Nueva York, la jugadora de cabello corto y teñido, pronunció un discurso en contra de la discriminación y en reclamo por el pago de salarios igualitarios.

La selección femenina está demandando a la Federación de Futbol Estadunidense ante la justicia para que a las jugadoras se les pague de la misma manera que a los hombres.

Rapinoe también se ha convertido en símbolo de inspiración en la lucha por los derechos de las mujeres en el ámbito deportivo y ha sido una activa feminista en enunciar la violencia y discriminación hacia las lesbianas y activistas.

“Tenemos el cabello rosa y violeta. Tenemos tatuajes, rastas. Hay chicas blancas y chicas negras, y todo en el medio. Chicas heterosexuales y gays”, dijo la capitana.

Comentarios