Todo el aparato estatal debe volcarse a la investigación y búsqueda de los 43, dicen sus padres

La marcha llegó al Hemiciclo a Juárez. Foto: Twitter @Lubruixa La marcha llegó al Hemiciclo a Juárez. Foto: Twitter @Lubruixa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como cada 26 de mes, padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, marcharon este lunes del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez, con la exigencia de conocer el paradero de sus hijos.

A un mes de que se cumpla un lustro de la tragedia que marcó al gobierno de Enrique Peña Nieto, los padres y madres hicieron un recuento de los avances para localizar a sus hijos, así como los pendientes que aún quedan por l falta de “empeño” de la Fiscalía General de la República (FGR).

En el mes 59 de la desaparición, los familiares de los jóvenes desaparecidos continuaron CON su exigencia de que se siga la línea de investigación del Ejército y de la Policía Federal, y la cadena de mando de ambas instituciones.

De igual manera, reconocieron los esfuerzos de la Comisión para la Verdad y Justicia para el Caso Ayotzinapa, las labores de búsqueda, el nombramiento de Omar Trejo Gómez como responsable de la Unidad Especial de Investigación y Litigación, y la integración en las indagatorias de miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).

“Sin embargo, nos preocupa la lentitud con que caminan las cosas”, reconocieron los padres y madres en su posicionamiento, y lamentaron: “Pareciera que más allá de Alejandro Encinas (subsecretario de Derechos Humanos) el aparato estatal no se mueve para encontrar a los 43”.

Para los familiares de los jóvenes desaparecidos, “el Ejército y la Policía Federal parecen ser intocables e indiferentes en el caso”, cuando estarían obligados no sólo a colaborar en la búsqueda de los normalistas, “porque tienen el control de la seguridad del país y los cuerpos de inteligencia”.

Resaltaron que, de acuerdo con la investigación realizada por el GIEI, “varios de sus elementos son responsables de la desaparición de nuestros hijos, porque estuvieron en distintos escenarios de la agresión de los 43 y porque la mecánica de los hechos indica que su presencia no fue para prevenir las graves violaciones a los derechos humanos, sino para confabularse con los perpetradores y desaparecer a los jóvenes”.

Consideraron que no sólo tendría que ser investigado el personal que intervino por acción u omisión la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, sino que “la cadena de mando debería rendir cuentas de lo acontecido, poner a disposición toda la información de la que se disponga y poner a disposición ante los órganos de justicia a sus miembros que resulten responsables en la desaparición de los 43”.

Los padres lamentaron que la FGR “no le pone empeño al caso y pretende dejar solo al fiscal especial”, cuando “todo el aparato estatal debe volcarse a la investigación y buscar a los 43”.

Asimismo, resaltaron que, con la mayoría en el Congreso de la Unión, “Morena tiene las condiciones para movilizar” al apartado de Estado para llegar a la verdad, pero “en la realidad de los hechos esto no sucede”.

Previo al pase de lista en el Antimonumento, ubicado en la avenida Reforma, Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista, calificó como “muy preocupante llegar a un mes más sin saber nada” de los estudiantes.

A cuatro años y 11 meses de la desaparición, “seguimos en pie de lucha, seguimos exigiendo la presentación con vida de nuestros hijos”, dijo la madre, quien reconoció que prevalece una “desesperación muy grande para los padres y madres de los 43 desaparecidos”.

En su marcha por Reforma, los padres y madres estuvieron acompañados por integrantes de organizaciones civiles y estudiantes de normales rurales de diferentes partes del país.

Load More