La CNDH condena agresión contra periodistas en desalojo de migrantes en Tapachula

El desalojo de migrantes, a cargo de elementos de la Guardia Nacional, Policía Federal y Policía Militar. Foto: Pueblos sin Fronteras El desalojo de migrantes, a cargo de elementos de la Guardia Nacional, Policía Federal y Policía Militar. Foto: Pueblos sin Fronteras

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó las agresiones contra periodistas durante el desalojo de migrantes en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, a manos de agentes de la Guardia Nacional, Policía Federal y Policía Militar.

El organismo abrió una queja de oficio, pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar los hechos de manera exhaustiva y exhortó a buscar “nuevos arreglos contemporáneos para atender la migración”.

Es grave que las agresiones provengan de una corporación creada para brindar seguridad a la ciudadanía, dijo, y consideró que la reciente modificación de políticas en materia migratoria ha generado mayor presencia de autoridades en ese ámbito y de cuerpos de seguridad en las fronteras norte y sur del territorio nacional.

Esta tarde los uniformados golpearon a los reporteros José Torres, corresponsal del noticiario “Así las Cosas”, de W Radio; Damián Sánchez, freelance, y Alberto Padilla, de Animal Político.

Los periodistas fueron agredidos en el marco del desalojo en la Estación Migratoria Siglo XXI, mientras daban cobertura a la protesta de migrantes de distintos países, entre ellos haitianos y africanos.

Tras expresar su solidaridad con los reporteros agredidos y el gremio periodístico de Chiapas, la CNDH se comunicó vía telefónica con José Torres y brindó acompañamiento a los agraviados para presentar la denuncia correspondiente.

Es prioritario que la Fiscalía General de la República, a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), investigue de manera exhaustiva los hechos, puntualizó en un comunicado.

Y añadió que resulta especialmente grave que servidores públicos de una corporación creada precisamente para proporcionar seguridad ciudadana agredan a comunicadores.

De igual manera señaló que, según Torres, además de las agresiones físicas que sufrieron, fueron fotografiados por elementos de la Policía Federal, quienes también los amenazaron por la cobertura informativa.

“Las condiciones de extremo riesgo en que se ejerce la libertad de expresión en muchas partes del territorio nacional, que hace de México el país más peligroso para las y los comunicadores en el Continente Americano, impone la obligación de todas las autoridades de prevenir, proteger y sancionar la violencia contra periodistas en todas sus formas”, recalcó la CNDH, y advirtió que dará seguimiento a la evolución de los hechos.

Sobre el tema migratorio, el organismo consideró que la reciente modificación de políticas en la materia ha generado mayor presencia de autoridades migratorias y de cuerpos de seguridad en las fronteras norte y sur del territorio nacional, así como la detención de personas en distintas ciudades del país.

En ese sentido, pidió evitar cualquier tipo de agresión contra ese grupo vulnerable, ya que podría extenderse a la comunidad en su conjunto por la inseguridad y los riesgos que al transitar se presentan, afectando el estado de Derecho y el ejercicio pleno de los derechos humanos.

La coyuntura de la política migratoria del país, abundó, incide de manera sustancial en la política de refugio, en especial las acciones tendentes a generar mayor control de los flujos migratorios con base en esquemas de seguridad nacional en contraposición a la seguridad humana, como es el reforzamiento de los puntos de internamiento y controles de verificación migratoria en diversas localidades de los estados del sureste mexicano.

Finalmente, en reiteradas ocasiones hizo un llamado a las autoridades y sociedad para rechazar la obstaculización, discriminación, xenofobia y odio hacia las personas migrantes, ya que los países se nutren del trabajo y la dedicación de quienes provienen del extranjero.

También pidió admirar y valorar la fortaleza de una comunidad que transita en pos de la libertad y un mejor porvenir, sin importar los asedios y peligros que corre en su trayecto.

Se requieren nuevos arreglos contemporáneos para atender la migración que se presenta en todo el mundo, ya que ahora las responsabilidades son globales y compartidas, de ahí que las excepciones propiciadas unilateralmente no deben aminorar los esfuerzos para que los grandes acuerdos mundiales logren ampliar los derechos humanos en todas las regiones, remató.

Comentarios

Load More