Despiden a siete víctimas del ataque en Coatzacoalcos

El funeral en el panteón municipal de Coatzacoalcos. Foto: Noé Zavaleta El funeral en el panteón municipal de Coatzacoalcos. Foto: Noé Zavaleta

COATZACOALCOS, Ver. (apro).- Entre lágrimas y lamentos, familiares y amigos se dieron cita en el panteón municipal, localizado en el centro de esta ciudad, para dar el último adiós a siete de las 29 víctimas del ataque e incendio en el bar “Caballo Blanco”, perpetrado la noche del martes 27.

En el camposanto, los deudos de Xóchitl Nayeli Irineo, bailarina, y Erick Enríquez, disc jockey, pidieron a los reporteros que guardaran distancia por respeto al luto.

El duelo se respiraba entre los asistentes, quienes se abrazaban, algunos más lloraban y otros caminaban, cabizbajos, entre los verdosos pasillos y camellones de concreto del panteón. “Todo Coatzacoalcos y su pueblo están de luto”, clamó uno de los presentes.

El hermano de Nayely Irineo, quien se reservó su nombre, arrancó el llanto de quienes lo acompañaban, al comentar que con la muerte de su hermana se iba la mujer más alegre de Coatzacoalcos, la más positiva y trabajadora.

“Mi hermana no está muerta, está con todos nosotros. Hoy me toca aventarte tierra, como te la aventé cuando éramos niños, pero sabes que te amo”, soltó. Luego se dobló y fue a parar a los brazos de su abuela, sin poder contener el llanto.

A unos metros, familiares y amigos despedían a Erick Enríquez, mejor conocido como ‘DJ Bengala’. La despedida no fue triste, porque colegas de la víctima, acompañados de payasos, organizaron un reguetón a capella antes de que fuera sellada la lápida de concreto.

El funeral en el panteón municipal de Coatzacoalcos. Foto: Noé Zavaleta
El funeral en el panteón municipal de Coatzacoalcos. Foto: Noé Zavaleta

Comentarios

Load More