Hocico, electro dark de México al mundo

El electro dark de Hocico este sábado 31 en el Plaza Condesa. Foto: Especial

CUIDAD DE MÉXICO (APRO).- Alcanzar las listas de popularidad de música en Alemania es un lujo que pocas bandas pueden lograr, y México cuenta con Hocico para poner en alto a nuestro país, gracias a su innovador y poderoso estilo “electro dark” con el que mantienen una constante conquista de Europa.

La clave del éxito:

“Amar a México, no necesitar de gobierno alguno, creer en nosotros mismos y trabajar en ser los mejores”, así lo comentan en entrevista los creadores de este proyecto, Erk Aicrag (voces) y Racso Agroyam (sintetizadores).

“Estar en los charts oficiales de Alemania, en el lugar 30, es un orgullo, porque hacemos música especial sin rotación en radio y televisión. Compartimos las listas con producciones gigantescas de pop, de metal, con maquinarias discográficas muy fuertes. Como mexicanos todo lo producimos en casa, pero con mucha pasión; es un orgullo no sólo para Hocico, sino para la escena underground mundial”, expresa Erk.

En amable charla vía skype luego de que Aicrag radica en Alemania y Agroyam “por momentos reside en México”, ambos se sienten contentos del alcance que ha tenido su agrupación, lo cual es resultado de desarrollar una constante creatividad y evolución. Ejemplo de su crecimiento está plasmado en su reciente placa intitulada Artificial Extinction, en donde exploran arreglos renovados sin perder su esencia en el estilo denominado Electronic Body Music (EBM) y Aggrotech.

Agroyam explica que la discografía lanzada en este 2019 está adoptada de la visión apocalíptica del científico británico Stephen Hawking sobre del fin de mundo, a causa de los malos actos de la humanidad:

 “Artificial Extinction refleja la degradación de los valores humanos y de una sociedad, parte de esos valores son la pérdida de pensar, una máquina lo puede hacer mejor. Es como la película de Terminator donde las máquinas son perfectas; no quiero decir que los humanos no lo seamos, pero en la sociedad hay decadencia, en los presidentes y gobiernos del mundo. La destrucción está llegando por la falta de cultura, los medios digitales lo están globalizando”.

Nacidos en el underground de la Ciudad de México, Hocico surgió oficialmente en 1993 inspirándose musicalmente en el lado oscuro y los problemas del entonces llamado Distrito Federal.

“Hocico fue por muchos años la voz del DF, de lo violencia que ha vivido, pero ahora tocamos temas mundiales” apunta Erk. En ese sentido, Racso aclara que el ensamble aún mantiene una actitud punk y anarquista, con letras ácidas y sonidos agresivos referentes al acontecer mexicano:

“Es imposible ocultar lo que pasa en México, ya no son problemas que se quedan en el país, ya se exteriorizó, se convirtió en un país sin ley y nadie se preocupa, se perdió el amor por conservar las cosas importantes. De lo que pasó en Ciudad Juárez nadie hizo nada y vemos que a pesar de que la gente hace marchas es un círculo de degeneración; por eso la idea de Hocico no es cambiar a la sociedad, sino exponer los puntos que realmente no estamos de acuerdo.

“Yo amo México, pero es difícil de controlar, la violencia no se ha acabado y sigue creciendo. En el mundo ven a México como un país violento y que es de miedo, le ha espantado a extranjeros, no es que yo lo diga, por eso hablamos de la realidad, todos tenemos esa violencia adentro o ese grito desesperado. Hocico es parte de todo eso, de poder gritar por otros; pero somos música, no un partido político, no somos una secta o religión, hacemos música”.

Del ámbito político, Erk considera que es entendible que la población aún sienta esperanza con el cambio de gobierno que representa el presidente Andrés Manuel López Obrador:

“Cualquier cambio es bueno, sea de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, al centro, porque la gente tiene oportunidad de comparar. El corrupto PRI tenía muchos años, nosotros crecimos en esa sociedad odiando al PRI y el orden establecido, entonces cualquier cambio está bien”.

Sin embargo, ambos músicos coinciden que las transformaciones llegan individualmente sin pedir todo al gobierno:

“Si esperan un presidente que lo haga todo y que no desilusione a nadie es una tontería. Un presidente no puede tomar un cambio, el cambio está en ti mismo, en cómo haces tu trabajo, así crece un país. Los presidentes pueden hacer pequeños cambios que al final generen eventos grandes, pero cualquiera que tenga el trabajo de presidente la va a cagar”, asevera el vocalista.

“Hazlo tú mismo”

Y Agroyam precisa:

“En Hocico no defendemos gobiernos, hemos tratado de ser independientes, pero antes de juzgar al presidente se tienen que juzgar a sí mismos. Hay gente que no es patriota, es malinchista, a veces no entienden lo que es ser mexicano, nuestro mensaje como Hocico siempre será: ‘Hazlo tú mismo’. Desde tu zona sé patriota con México, en vez de opinar solamente en Facebook. Lo digo porque amo México, la gente se pierde en la ignorancia, en vez de quejarse: ‘¡Hazlo!’”.

El encargado de los sintetizadores afirma que ellos son el ejemplo de no necesitar de apoyos gubernamentales y lograr sus sueños:

“Hocico lo ha hecho, nunca pensamos en que el gobierno no nos apoya, la gente se queja porque no hay dinero, nosotros hemos creído más en nuestro proyecto. Muchos quieren ir por el sueño americano, pero no tienen ganas de creer en sí mismos. Hocico se mantiene como una forma de trabajo y de vida”.

A la par, reconoce que “la música electrónica en México cuenta con buena cuna”, en proyectos de culto como Size y el Capitán Pijama (Jesús Bojalil) en los ochenta, “esos grupos experimentaban, fueron la escuela; pero Hocico expandió al mundo todo eso que venía desarrollándose de cinco o diez años atrás de nosotros. Somos la cabeza de eso y de que se hagan bien las cosas, la gente en otros países y grupos de música nos respetan, eso se ha ganado Hocico, ahora nosotros llevamos una escuela. Además, mostramos que no somos una ciudad aplastada como aparentemente lo es, hay mucha gente talentosa, como los cineastas mexicanos que ponen su granito de arena, es lo mismo Hocico”.

Sonidos llenos de furia y caos, sampleos y beats acelerados, ambientaciones espectrales y composiciones provocadoras, han resonado con la bandera de México en Alemania, Austria, Rusia, Francia, Polonia, Reino Unido, Suecia, Estados Unidos y Latinoamérica, un modelo de lo bien hecho en nuestra tierra:

“Hocico ha sido un puente para poner a México en el mapa, hay quienes no sabían de México y voltearon a ver, se preguntaron por qué hay electrónico y violencia ahí, empezaron a entendernos. Tenemos fans que están aprendiendo español por acercarse a la banda y a México, hasta quieren viajar allá, no sé si seamos embajadores del turismo, pero es genial que se hable bien de nuestro país con cosas positivas”, enfatiza el cantante.

Con desbordante creatividad para tener proyectos paralelos, Aicrag actualmente cuenta con Rabia Sorda y la idea de lanzar un libro de poesía, mientras Agroyam tiene a Dulce Líquido, quien a su vez se retroalimenta más allá del EBM, sumergiéndose en lo más oscuro del underground del Witch House Music, G-House e infinidad de ritmos experimentales.

Tras la extensa entrevista, la dupla concluye que hay Hocico para largo rato con la firme convicción de enaltecer a México en cualquier rincón de la tierra donde sean solicitados. Racso Agroyam remata contundente:

“Nadie es profeta en su tierra y nosotros por andar girando no hemos podido profetizar en México, pero estamos tranquilos, somos la conexión de dos continentes, no nos preocupa el futuro, si generamos un buen presente así será el futuro. Cuando están en el slam, hace que se olvide todo este mundo de problemas. Hocico viene a poner la energía a todos, por eso vale la pena pagar, es mejor que el yoga, dura más tiempo y te liberas de una forma positiva, gritas, es energía con ese toque punk. Hocico no es depresión en vivo, es pura emoción”.

Erk Aicrag simplemente define que la experiencia en vivo de Hocico “es como un coctel de tequila con vino tinto y gasolina prendiendo fuego en forma musical”.

Hocico tocará este sábado 31 de agosto en el Plaza Condesa de la Ciudad de México como parte de su World Wide Extinction Tour.

 

Comentarios

Load More