Hospital de Zumpango niega exámenes a una menor para descartar violación, denuncia OCNF

El Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango. Foto: Twitter @fer_ely_6 El Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango. Foto: Twitter @fer_ely_6

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) exigió a las autoridades del Estado de México investigar y sancionar al personal del Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, por negarse a atender a una menor de 13 años para descartar cualquier indicio de violación.

Con base en el seguimiento puntual del caso, el OCNF informó que el pasado miércoles 21 la pequeña Karla fue llevada a ese nosocomio, después de que personas desconocidas le dieron una bebida que le provocó la pérdida del conocimiento. Sin embargo, en repetidas ocasiones la doctora Yaneli Vilchis Venegas se negó a practicarle los estudios ginecológicos y de sangre necesarios para descartar una posible violación.

La primera petición para que se le realizaran los estudios fue hecha por los padres de la adolescente, mientras se encontraba en el área de terapia intensiva, para descartar una posible agresión sexual, además de conocer la sustancia a la que fue expuesta.

No obstante, los médicos omitieron lo marcado en los manuales de procedimiento y la solicitud de los padres, y tampoco dieron aviso a las autoridades, como lo establece la Norma 046.

El padre de la menor acudió al Ministerio Publico y notificó la situación, pero al momento de llenar los formatos correspondientes, el personal médico no pudo indicar la edad de la paciente y ningún médico legista o forense se presentó al hospital en el transcurso de la noche, para realizar los estudios.

Ante tal situación, integrantes del OCNF se pusieron en contacto con la titular de la Subprocuraduría para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del Estado de México, Dylcia García, y finalmente el médico legista se presentó al hospital, pero hasta la tarde siguiente.

Luego de ocho horas de permanecer inconsciente, la pequeña Karla recuperó la memoria y mostró a sus padres los golpes que tenía en el cuerpo. Pese a la evidencia, el personal médico sólo realizo estudios superficiales, y de nueva cuenta dejó pendientes los necesarios para descartar una posible violación sexual.

Sumado a ello, el sábado 24, alrededor de las 8 de la mañana, la doctora Yaneli Vilchis Venegas dio el alta a Karla con una actitud grosera y sólo de manera verbal, aun cuando el resultado del antidoping no había sido entregado a la familia.

Aunque para entonces el personal médico ya había descartado que Karla hubiera sido víctima de violación, le administró a la pequeña una pastilla del día siguiente y una contra el VIH, lo cual no sólo contraviene su versión, sino que para ello no se obtuvo la previa autorización de los padres, remarcó el OCNF.

Antes de salir del nosocomio, los padres de Karla solicitaron el resultado del antidoping, y les respondieron que la muestra “no era clara”.

Inconformes, los padres pidieron hacer la prueba de nuevo para conocer la sustancia que había ingerido la menor, pero Vilchis Venegas, otra vez, se negó a realizarla, con una serie de reclamos que derivaron en la revictimización de la pequeña y su familia.

La doctora advirtió que no practicaría ningún otro estudio hasta recibir un oficio por parte de la Fiscalía, lo que impactó negativamente en los resultados por el tiempo que tardaron en practicarse.

“Esto es grave, primero, porque no es el primer caso relacionado con el suministro de drogas y/o sustancias que impactan en la salud de jóvenes y niñas, por lo que la obstaculización de la doctora frenó una investigación que pudiera derivar no sólo en la identificación de la droga, sino en la del modus operandi que está violentando la integridad física y emocional de niñas y jóvenes y que pudiera estar relacionado con los delitos de violencia sexual, desaparición, trata o incluso el feminicidio”, puntualizó el OCNF.

Además, acusó a la doctora de ponderar el pago de la atención, que no se dio conforme a la ley, en lugar de la salud de la niña y de conocer la verdad de los hechos, orillando al padre a firmar un pagaré por 10 mil pesos.

Por ello, exigió a las autoridades del Estado de México investigar y sancionar a Yaneli Vilchis Venegas y al Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, por violaciones al derecho a la salud de Karla.

También pidió que se inicie una investigación que contemple las pruebas y evidencias recabadas para evitar la continuidad del modus operandi que, aseguró, forma parte de la violencia feminicida que enfrentan mujeres, niñas y adolescentes en la entidad.

La organización, con presencia en 23 estados del país, agregó que, ante la evidente perspectiva de género, se debe capacitar de manera urgente a los funcionarios públicos de hospitales en el Estado de México, porque su actitud genera violencia institucional, que revictimiza a quienes acuden a los centros de salud.

Load More