Gobierno de la CDMX alerta a capitalinos por marcha de transportistas

Manifestación en el Zócalo de taxistas, autobuses y microbuses del pasado 18 de julio. Foto: Miguel Dimayuga Manifestación en el Zócalo de taxistas, autobuses y microbuses del pasado 18 de julio. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por segunda vez en lo que va de la actual administración, el gobierno de Claudia Sheinbaum alertó a los capitalinos para que tomen previsiones por la marcha que realizarán transportistas concesionados este martes 3, a partir de las 7 de la mañana, desde cuatro puntos distintos de la ciudad.

“El Frente Amplio de Transportistas (sic) y Rutas Unidas han anunciado una serie de bloqueos y manifestaciones para presionar a la autoridad en el cumplimiento de sus diversas demandas, por lo que invitamos a la población a tomar las previsiones necesarias que le permitan llegar a tiempo a sus destinos”, informó la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez.

De acuerdo con la convocatoria de los integrantes de Fuerza Amplia de Transportistas (FAT), cientos de taxis, microbuses y autobuses realizarán una marcha rumbo al Zócalo desde el Metro Puebla, en la intersección de Viaducto Río de la Piedad y avenida 8; el Metro La Raza, sobre Insurgentes; el Metro General Anaya, sobre Tlalpan, y la avenida Constituyentes, frente al Hospital ABC.

En un comunicado, los concesionarios informaron que sus principales demandas son: “Un incremento de al menos dos pesos a la actual tarifa; que cada concesionario defina si acepta o no la colocación de barras contadoras en sus unidades; no ser integrados a la tarjeta de prepago cuyos recursos maneje el gobierno de la ciudad; y que no sea obligatoria la compra de nuevas unidades mediante arrendamiento, entre otras”.

Nicolás Vázquez Figueroa, vocero de la FAT, acusó que los operadores políticos de la Secretaría de Movilidad (Semovi) llamaron a sus dirigentes, el pasado viernes 30, para “inhibir la movilización, pero quienes los convocaron ni son quienes toman decisiones, como tampoco proponen salidas viables con acuerdos firmados”.

De igual manera, recordó que Rosa Icela Rodríguez “nos falló porque el pasado 30 de mayo les prometió darles certeza jurídica con las concesiones y es hora que ni los volvió a llamar para arreglar el asunto, ni mucho menos se arregló el problema que enfrentan los transportistas”.

La FAT agregó que la actual tarifa “es un problema que está llevando a la quiebra a muchas empresas, e incluso a los llamados hombre-camión”.

En conferencia, esta mañana, la secretaria de Gobierno llamó a los concesionarios a continuar en la mesa de diálogo con la Semovi. Y recordó: “Bloquear vialidades también afecta los servicios de emergencia, los traslados hospitalarios programados y de urgencia, y repercute en la actividad económica”.

El gobierno, agregó, no desea que los transportistas “afecten a la población que dicen servir. Son millones de personas las que se trasladan a diario en la Zona Metropolitana del Valle de México que acuden a sus trabajos o a sus tareas escolares, a citas médicas o a realizar diversas actividades cotidianas”.

Y comentó que el gobierno de la ciudad tendrá presencia en distintos puntos de movilización para refrendar la invitación “a la civilidad, al diálogo y la concertación”.

El pasado 3 de agosto, integrantes del Movimiento Nacional de Taxistas se manifestaron en las entradas carreteras de la ciudad y el Zócalo capitalino contra la operación de empresas que funcionan con aplicaciones digitales como Uber, Cabify y Didi, porque presuntamente son competencia desigual.

Un día antes, la secretaria de Gobierno capitalino también llamó a los concesionarios a no dejar el diálogo y no afectar a millones de habitantes, pero fue en vano.

Comentarios

Load More