Pedirán remover al fiscal anticorrupción de Veracruz por “abandono de trabajo”

Jorge Winckler y Marcos Even Torres Zamudio. Foto: Twitter @FGE_Veracruz Jorge Winckler y Marcos Even Torres Zamudio. Foto: Twitter @FGE_Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).-Marcos Even Torres Zamudio, fiscal anticorrupción de Veracruz tiene una semana de no presentarse a laborar, por lo que será removido por “abandono de trabajo”, expresó el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, José Manuel Pozos Castro.

Desde que al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Winckler, se le aplicó la remoción temporal el martes pasado, el fiscal anticorrupción, Marcos Even Torres, decidió ya no presentarse a trabajar en sus oficinas, expresó Pozos Castro.

Torres Zamudio llegó al cargo de Fiscal Anticorrupción impulsado por Jorge Winckler, en gratitud porque Torres fue tutor del exfiscal en la universidad de leyes. Anteriormente Marcos Even Torres había sido fiscal visitador de la FGE.

Extraoficialmente se sabe que Marcos Even Torres y Jorge Winckler ya cuentan con órdenes de aprehensión giradas por la FGE y promovidas por el gobierno del morenista Cuitláhuac García Jiménez.

Ahora la “encargada de despacho” de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns, tendrá que notificar al Congreso local para iniciar el proceso de designación del titular de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción.

“Corresponde a la fiscal Verónica Hernández iniciar el proceso administrativo por el abandono de funciones e informar a la brevedad a los diputados, por lo que no se debe dejar correr el plazo legal de 30 días, pues el espacio no debe quedar acéfalo”, expuso el diputado José Manuel Pozos.

La ley establece que a partir de que el cargo quede vacante, el Congreso contará con veinte días naturales para integrar una lista de diez candidatos aprobada por las dos terceras partes de sus miembros presentes.

La ley prevé que el gobernador Cuitláhuac García también podría designar libremente al Fiscal General Anticorrupción si el Congreso local no aprueba la terna enviada al pleno legislativo.

El pasado martes, Jorge Winckler Ortiz, nombrado por el Congreso local para ser fiscal general por nueve años en diciembre de 2016, fue removido de forma abrupta, una vez que la diputación permanente del Congreso local –dominada por Morena- le dictaminó su “remoción temporal”.

Un par de horas después, alrededor de 250 policías estatales de la Fuerza Civil le impidieron su entrada al recinto, a él, a su equipo cercano de trabajo y a media decena de diputados del Partido Acción Nacional –partido en el que milita Jorge Winckler-, mientras que para la nueva encargada de despacho, Verónica Hernández –exdirectora jurídica de la Secretaría de Gobierno y exreina de belleza de Santiago Tuxtla- hubo todas las facilidades para que –junto con la bancada de Morena- pudieran acceder al inmueble de la FGE.

El coordinador de la bancada del PAN, Sergio Hernández, cuestionó que la remoción del fiscal Jorge Winckler ocurriera a cinco días de que se programara una audiencia vital para mostrar pruebas contra el desfalco al erario público del exgobernador priista, Javier Duarte; incluso la diputada panista, Maryjose Gamboa, acusó que el gobernador Cuitláhuac García fue el martes “casi a la medianoche” a la Fiscalía, en aras de “llevarse” información y “diligencias” que comprometen al priista Duarte.

Un día después, diez legisladores del PAN pegaron una carta en ambas puertas de Palacio de Gobierno para exigir una “audiencia” con el gobernador Cuitláhuac García. Sin embargo, los empleados del Palacio de Gobierno optaron por cerrar las puertas del inmueble gubernamental y tomar fotografías de los manifestantes panistas y de la prensa. Un par de horas después, el equipo de Comunicación Social del Gobierno de Veracruz haría una rueda de prensa selectiva de la nueva Fiscal, Verónica Hernández, con sólo tres reporteros, quienes se limitaron a tomar notas del mensaje de la nueva funcionaria, pues se les advirtió que no se podrían hacer preguntas.

“Qué casualidad que a cuatro días vienen, toman la Fiscalía (sic) y dejan sin operatividad, sin manejo de documentos, sin información para que la fiscalía vaya a proceder con estas audiencias”, cuestionó el diputado Sergio Hernández.

Al acusar un “golpe de Estado”, el senador panista Julen Rementería del Puerto acusó que minutos antes de que comenzara la diputación permanente a sesionar, la Gaceta Oficial del Estado ya tenía “publicado el decreto” de remoción temporal del Fiscal –antes, insistió- aprobado por cinco diputados locales de Morena.

“Encontramos que unos minutos antes de que se aprobara en la cámara ya estaba el documento, precisamente registrado allí, ahí están los documentos electrónicos, en donde se registran y quedan marcados, aunque la hora que se le ponga es posterior. Estamos viendo que es innegable la participación del Estado en este atropello, precisamente a la legalidad”.

Comentarios

Load More