Por violencia, dos empresas mineras retiran su inversión y huyen de Guerrero

CHILPANCINGO, Gro. (apro). – Al menos dos empresas mineras canadienses retiraron su inversión y huyeron de la entidad desde hace tres meses por problemas relacionados con la inseguridad y violencia, indica un reporte de la consultora BNamericas publicado el pasado 29 de agosto.

El informe de la empresa que brinda asesoría de inteligencia de negocios a empresas e inversionistas fue replicado esta semana por la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), donde se indica que “las preocupaciones por la inseguridad continúan afectando la inversión minera en el estado mexicano de Guerrero”.

También, refiere que los problemas para el sector minero aumentaron en los últimos años, pues los carteles rivales de la droga luchan por el dominio en el estado para controlar las rutas de producción y trasiego de heroína, así como las zonas económicas.

Como ejemplo, mencionaron el caso de la empresa Telson Mining, que hace tres meses decidió “suspender indefinidamente” sus operaciones en la mina polimetálica de Campo Morado, ubicada en el municipio de Arcelia en la región de Tierra Caliente, considerado el bastión del grupo de La Familia Michoacana, que dirige Jhony Hurtado Olascoaga “El Mojarro”.

“La compañía señaló que la decisión se debió en parte a las preocupaciones sobre la salud y el bienestar de su fuerza laboral, citando actividades no especificadas en las cercanías del activo”, indica el reporte de la consultora BNamericas.

La empresa canadiense señaló que los trabajadores y las empresas de camiones interrumpieron los servicios debido a las “preocupaciones sobre las relaciones con la comunidad”, así como una disminución en los precios del zinc impactó la rentabilidad.

Por ello, Telson Mining cerró sus operaciones en la mina de Campo Morado y decidió trasladar su inversión a un proyecto de oro primario en Tahuehueto en el estado de Durango, señala el reporte.

En agosto de 2017, Proceso informó que la empresa canadiense Telson Resources y la consultora mexicana Reyna Maning, propiedad de José Antonio Berlanga Balderas, adquirieron en 20 millones dólares la mina de Campo Morado de Arcelia que permanecía cerrada desde 2015 por presiones del grupo delictivo La Familia.

Esta mina de 12 mil hectáreas divididas en seis concesiones, era propiedad desde 2011 de la empresa belga Nyrstar NV y cuatro años después fue cerrada porque la delincuencia se apoderó del proceso de traslado del mineral denunciaron en ese entonces directivos del corporativo extranjero.

Ahora, nuevamente otra empresa minera decide huir de esta mina en Arcelia donde la impunidad está garantizada.

La segunda empresa canadiense que huyó de Guerrero es Minaurum Gold, que exploraba la mina Vuelcos del Destino ubicada en la población indígena de Huiziltepec, en el municipio de Eduardo Neri, ubicado en la región Centro de la entidad.

Esta empresa apenas había celebrado un acuerdo con pobladores en 2017, luego de que le concedieron los permisos federales para perforar en su búsqueda de oro y metales diversos en una superficie de ocho mil 831 hectáreas y las características geológicas son similares a las de la mina vecina de Goldcorp, Los Filos de Carrizalillo, también del municipio de Eduardo Neri, señala el informe de la consultora extranjera.

El reporte agrega que Minaurum Gold decidió trasladar su inversión al proyecto de plata Los Álamos en el estado de Sonora.

“Guerrero vivió una violenta guerra contra el narcotráfico hace unos años y, al menos en Norteamérica, apareció en las noticias todos los días. Eso asustó a mucha gente con respecto a la región”, dijo a BNamericas el presidente ejecutivo de la firma, Darrell Rader, para argumentar el retiro de sus inversiones de las dos compañías.

Las únicas empresas canadienses que se mantienen en Guerrero son Torex y Lea Gold que tienen su inversión en Eduardo Neri y Cocula en los proyectos Los Filos y Media Luna y el mercado tiene que ver uno o dos años de trabajo ininterrumpido de ambas mineras para que las cosas comiencen a moverse nuevamente”, remata el informe.

Hasta ahora, el gobierno federal y estatal no han fijado una postura oficial al respecto, así como el Clúster minero en Guerrero.

Comentarios

Load More