En materia migratoria, “lo que México ha hecho tiene una tendencia irreversible”: Ebrard en EU

Las delegaciones de México, encabezada por Marcelo Ebrard, y de Estados Unidos, liderada por el vicepresidente Mike Pence. Foto: @EmbamexEUA/Sergio Ochoa Las delegaciones de México, encabezada por Marcelo Ebrard, y de Estados Unidos, liderada por el vicepresidente Mike Pence. Foto: @EmbamexEUA/Sergio Ochoa

WASHINGTON (apro).- El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, Marcelo Ebrard Casaubón, reiteró al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que México no aceptará el acuerdo de Tercer País Seguro (TPS) en materia migratoria. Lo anterior, durante un encuentro en la Casa Blanca, en un ambiente amistoso y de respeto, según el canciller.

“El encuentro fue en términos amistosos, nada que ver con lo de CBP”, dijo Ebrard en conferencia de prensa, al término de la sesión, en clara referencia a las declaraciones de Mark Morgan, director interino de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Este lunes, horas antes de la llegada del canciller mexicano a Washington, Morgan declaró en la misma Casa Blanca que, si bien había bajado en 56% la aprehensión de inmigrantes indocumentados de Centroamérica en la frontera sur del país, México tenía que hacer más para contener a los migrantes y hacer permanente la presencia de la Guardia Nacional en las fronteras sur y norte mexicanas.

Sobre el encuentro paralelo que tuvo con Trump en la Oficina Oval de la Casa Blanca, con una duración de aproximadamente 10 minutos, Ebrard sostuvo que al mandatario estadunidense le machacó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no aceptará el acuerdo de TPS que desea Washington.

“Él (Trump) le preguntó al secretario (Kevin) McAleenan –de Seguridad Interior– sobre el TPS, yo le dije que lo del TPS no es una solución posible… que estamos en el 90% del principal objetivo”, sostuvo en referencia a la reducción del flujo migratorio.

La visita de Ebrard a la Casa Blanca obedeció al compromiso de revisión del acuerdo migratorio firmado el 7 de junio pasado, bajo el cual el gobierno mexicano se comprometió a retener a los solicitantes de asilo en Estados Unidos mientras se resuelve su caso.

Con la presencia de la Guardia Nacional se ha controlado el flujo de migrantes indocumentados centroamericanos, otra exigencia de Trump al gobierno de López Obrador, acción mediante la cual se redujo en 56% la aprehensión de los migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, entre junio y agosto de este año.

En este viaje de Ebrard a la capital estadunidense, el acuerdo migratorio fue sometido a su segunda revisión de 45 días, después de su entrada en vigencia.

El gobierno mexicano se vio obligado a aceptar el compromiso por las amenazas que en ese momento lanzó Trump: imponer aranceles a todas las exportaciones mexicanas si no hacía algo para contribuir a contener el flujo migratorio de centroamericanos hacia Estados Unidos.

De acuerdo con el canciller, en el encuentro de este martes con Trump no se habló de la amenaza arancelaria, aunque reconoció que eso depende de la voluntad del presidente estadunidense.

“Hoy no fue motivo del encuentro, de la reunión. México yo diría que en estos momentos está lejos del tema arancelario, lejos de esa posibilidad, y esa es la tarea nuestra, y lo que se ha implementado no nos arrepentimos, porque es cumplir con lo que la ley mexicana dice. No hemos hecho nada de lo que nos vamos a avergonzar, jamás lo haríamos”, subrayó.

En la rueda de prensa realizada en la embajada mexicana, antes del encuentro con Trump, Ebrard dijo que a nombre de México planteó al gobierno estadunidense que colabore al plan de fomento económico en los países del llamado Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras), para disminuir la migración.

“Lo que México ha hecho tiene una tendencia irreversible”, notificó Ebrard al gobierno de Trump, proponiéndole contribuir económicamente para crear un millón 200 mil empleos en los tres países centroamericanos.

En asuntos de la relación bilateral, el canciller mexicano subrayó que con la Casa Blanca se definió la creación de una Comisión sobre el tráfico de armas ilegales a México, que presentará un informe mensual y no anual como se hacía anteriormente.

Los trabajos de esta Comisión binacional arrancarán en México la próxima semana, y será para dar seguimiento y rastrear las armas ilegales que entren a territorio mexicano por la frontera sur estadunidense.

El titular de la SRE también habló de la resolución aprobada en la Organización de Estados Americanos (OEA) para tipificar como un acto de terrorismo la masacre de mexicanos en El Paso, Texas, el mes pasado. La delegación de Estados Unidos votó a favor de la resolución. Al respecto, Ebrard indicó que se trata de “un gesto que vemos con buenos ojos”.

La revisión en la Casa Blanca de la segunda fase de 45 días del acuerdo migratorio, por parte del gobierno de Trump, estuvo a cargo del vicepresidente Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el yerno y asesor del presidente, Jared Kushner, entre otros funcionarios de menor nivel.

Comentarios

Load More