Ricky Martin pide abolir la esclavitud moderna y respetar la diversidad

El cantante recibió un reconocimiento de manos de la premio Nobel Rigoberta Menchú. Foto: Tomada de Twitter @RigobertMenchu El cantante recibió un reconocimiento de manos de la premio Nobel Rigoberta Menchú. Foto: Tomada de Twitter @RigobertMenchu

MÉRIDA, Yuc.(proceso.com.mx).- Al recibir el galardón “Peace Summit Award” en el marco de la 17ª Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, el cantante y activista boricua Ricky Martin llamó a seguir luchando por la abolición de la esclavitud moderna y por el respeto a los derechos de la comunidad lésbico-gay.

En su discurso, Martin felicitó al secretariado permanente de la Cumbre de los Premios Nobel por haber elegido como tema central del evento el de la educación por la paz.

“La educación no es un fin, es el trayecto que nos conduce al entendimiento y el respeto de que todos los habitantes de este planeta tenemos los mismos derechos, no importa nuestra raza, origen, orientación sexual y creencias que deben ser respetadas por todos los gobiernos que nos rigen”, dijo en su discurso, que en esta parte fue interrumpido por una estruendosa ovación.

Destacó que le da esperanza “comprobar que se están formando las futuras generaciones a través de un espíritu de amor, equidad, justicia, tolerancia y compasión”.

Y consideró “juntos podemos vencer la ignorancia y el atropello a la dignidad humana que nos niega el acceso a vivir las mismas oportunidades de  inclusión y armonía”.

Dijo que aceptaba el reconocimiento que se le otorgó, “en nombre de cientos de miles de abolicionistas modernos que me acompañan alrededor del mundo y dan su vida a la lucha por los derechos humanos y abogan por las victimas de toda esclavitud moderna, a quienes intentamos traer de las sombras a la luz”.

Además lanzó un llamado generalizado “para que dejemos de aceptar la crisis humanitaria como parte de nuestro diario vivir”.

“No podemos ser víctimas de la indiferencia todos tenemos que luchar para conseguir un mundo libre de opresión para nuestros hijos y hermanos”, resaltó.

En su discurso abordó la diversidad sexual, que en el caso de Yucatán -donde dos veces el Congreso local ha rechazado la legalización del matrimonio igualitario- lucha por el reconocimiento de sus derechos.

“A mi comunidad LGBT. Quienes a pesar de sus grandes talentos y significativas aportaciones en todo el quehacer humano, forjadores de extraordinarias iniciativas que han creado soluciones transformadoras de beneficio colectivo, siguen siendo objetivo de discriminación, del rechazo y las absurdas creencias del prejuicio y del desconocimiento, ignorancia”, dijo.

Resaltó “la igualdad el respeto y la tolerancia tienen que ser parte de nuestra vida; el derecho de cada ser humano a vivir libremente tienen que ser respetado”.

“Vivir libre de condiciones es la única ruta que nos acerca a la igualdad de pensamientos; donde todo ser humano pueda realizarse, hay lugar para todos, pero para lograr la paz, primero tenemos que luchar por nuestro derecho a vivir en libertad”, añadió.

“Como miembro de la comunidad LGBT”, subrayó: “es muy sencillo: nosotros no estamos pidiendo tener más derechos que el resto de los ciudadanos, tampoco queremos tener menos derechos que el resto de los ciudadanos, simplemente queremos igualdad, es muy simple”.

E instó “a todos esos grandes activistas que luchan por la igualdad: por favor no se den por vencidos; es muy importante. Lo tenemos que hacer por nuestros hijos y por los hijos de nuestros hijos, sin esto no se logra la paz”, finalizó.

El cantante estelarizó esta noche el Concierto por la Paz en el Monumento a la Patria del Paseo Montejo, evento con el que cerró la Cumbre de los Nobel.

Por su parte, activistas de los derechos humanos de la comunidad lésbico- gay se manifestaron esta noche en el Parque de La Mejorada para exigir al Congreso local la legalización del matrimonio igualitario.

Durante la Cumbre, a la se negó el acceso a activistas identificados, varios de los panelistas como el actor Diego Luna, el cantante Miguel Bosé y hasta la guatemalteca Rigoberta Menchú se pronunciaron a favor de la tolerancia y la igualdad y en contra de la discriminación de las personas por su origen, color de piel y orientación religiosa o sexual.

Diego Luna pidió al Congreso yucateco aprobar el matrimonio igualitario.

Comentarios

Load More