“Cinturón de paz” fracasa ante actos vandálicos de encapuchados; reportan 14 lesionados

Los integrantes del "Cinturón de paz" no recibieron capacitación sobre cómo reaccionar ante actos vandálicos. Foto: Benjamín Flores Los integrantes del "Cinturón de paz" no recibieron capacitación sobre cómo reaccionar ante actos vandálicos. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El “Cinturón de paz” propuesto por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, fracasó en su intento de evitar actos vandálicos en la marcha por el 51 aniversario de la matanza estudiantil de 1968: dos contingentes de encapuchados lanzaron cohetones y petardos a policías, 14 personas resultaron lesionadas, la mayoría policías; y hubo tres detenidos… aunque casi de inmediato fueron liberados.

El gobierno capitalino informó en un comunicado que los uniformados presentaron heridas leves –a causa de los petardos que les lanzaron los agresores- y tres ameritaron traslado al hospital. No obstante, la Cruz Roja Mexicana reportó 30 atenciones médicas y 2 traslados hospitalarios, al San Ángel Inn Chapultepec y al ISSSTE 1 de octubre.

Uno de los heridos fue del grupo Marabunta, cuyos integrantes se identifican con playeras y cascos rojos y siempre participan en las marchas con la intención de conciliar y evitar abusos policíacos.

Sobre los detenidos, agregó que elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvieron “momentáneamente a tres personas que habían tirado petardos a la policía, quienes minutos después fueron liberadas ante la mediación de diversas organizaciones de la sociedad civil”.

14 personas resultaron lesionadas durante la marcha. Foto: Benjamín Flores

14 personas resultaron lesionadas durante la marcha. Foto: Benjamín Flores

En tanto, dijo que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) realiza labores de inteligencia “que dan continuidad a las denuncias de las manifestaciones anteriores”.

De acuerdo con la autoridad, alrededor de 10 mil personas participaron en el contingente, la mayoría de las cuales se manifestaron de manera pacífica.

No obstante, aseguró que unas 100 personas encapuchadas “se mezclaron entre los contingentes, lanzaron petardos y rompieron vidrios, en algunos puntos del recorrido”.

Aun así, el gobierno de Sheinbaum aseguró que el “Cinturón de paz permitió acompañar exitosamente la marcha y contener la violencia, agresiones o provocaciones”. En tanto que “los elementos de la Policía de la Ciudad de México actuaron de manera responsable”.

“¡Esos de blanco, qué lástima me dan!”

Sin embargo, en ciertos puntos del recorrido se observó algo completamente diferente a lo dicho en el comunicado oficial.

En la esquina de 5 de Mayo y Eje Central, donde el contingente de todas las marchas siempre se hace más angosto, el “Cinturón de paz” se rompió.

Los manifestantes comenzaron a gritar contra algunos de los 12 mil funcionarios públicos “voluntarios” que usaron playeras con las leyendas “2 de octubre. No se olvida” al frente, y “Cinturón de paz”, por la espalda.

“¡Esos de blanco, qué lastiman me dan, traicionan a su pueblo con su cinturón de paz!”, les gritaban en coro jóvenes de distintos contingentes estudiantiles.

Tras los gritos, los agresores encapuchados lanzaron al menos cinco cohetones que por momentos llenaron el ambiente de polvo blanco y olor a pólvora. Ese hecho espantó a algunas funcionarias “voluntarias”, de edad avanzada, quienes de inmediato se quitaron las playeras y se fueron del lugar.

Otras, con el rostro de miedo, dibujaban con sus dedos el símbolo de “amor y paz” y también se quitaron la prenda, para no ser identificados por los agresores y evitar más reclamos.

Dicho “cinturón” prácticamente desapareció en la calle 5 de mayo, donde los funcionarios se replegaron hacía las cortinas de los establecimientos mercantiles y se quitaron las playeras espantados.

La presencia policiaca, con elementos que usaban el mismo equipo que el extinto cuerpo de granaderos, se observó a lo largo de la avenidas Juárez y 5 de Mayo, así como vialidades aledañas donde aguardaban decenas de elementos listos para recibir la orden de contener a manifestantes que realizan actos vandálicos.

Los policías aguardaban la orden de contener a manifestantes. Foto: Sara Pantoja
Los policías aguardaban la orden de contener a manifestantes. Foto: Sara Pantoja

En la avenida 5 de Mayo fotógrafos captaron el momento en que un policía prende y arroja lo que parece ser un cohetón.

Nashieli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, explicó que personal del organismo acompañó a algunos funcionarios que se retiraron del “cinturón”, pues dijo que la instrucción que les dieron fue “no ponerse en riesgo y salir de las vallas”.

En el recorrido se observó a distintos directivos del gobierno que vestían la mencionada prenda. Pero hubo quienes no lo hicieron, por ejemplo, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, Salvador Guerrero, como lo constató apro.

En símbolo de protesta, los burócratas “voluntarios” de la Consejería Jurídica se negaron a tomarse de las manos como lo indicó la jefa de gobierno.
Frente a la Catedral Metropolitana, decenas de mujeres que se dijeron “ciudadanas voluntarias”, se apostaron para participar en el “Cinturón de paz”. En entrevista con la reportera, comentaron que cuando estaban en el Zócalo, hallaron una “mesa donde se podían apuntar, nos dieron la playera y nos dijeron que aquí nos pusiéramos. Venimos a ayudar por nuestra propia voluntad”.
Ante la pregunta de si, al recibir las playeras, les dieron alguna indicación sobre qué hacer en caso de actos de violencia, contestaron: “no, no nos dijeron nada de eso”.

El gobierno capitalino informó que compró 20 mil playeras con un precio unitario de 48 pesos con IVA incluido, cada una.

 

Comentarios

Load More