Robert, el oscuro bailarín Smith

Robert Smith veía al público mexicano y su emoción era evidente. Foto: Tomada de Twitter Ocesa / @vicfotoz Robert Smith veía al público mexicano y su emoción era evidente. Foto: Tomada de Twitter Ocesa / @vicfotoz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Robert James Smith no solo es el guitarrista fundador de The Cure, cantautor e ícono del dark, gothic y post punk… también es un alegre bailarín.

El escenario montado en el Foro Sol fue una pista de discoteca de los años ochenta. El oriundo de Blackpool arrastraba de forma cadenciosa sus botas de plataforma, su cintura parecía moverse en sentido contrario, al igual que sus brazos y cabeza. Un ritmo semilento se apoderó sorpresivamente de Robert.

Sonriente, se movía por todo el escenario. The Cure era el grupo; Robert el show.

Tu, tu, tu, tu….

Tu, tu, tu, tu…

Clooose to me…

Seguía improvisando con sus mejores pasos de baile. Iba de un extremo al otro al tiempo que los “thecures” del público lo emulaban. Se reían con él. Se asombraban. No daban crédito ver bailar al ídolo oscuro.

Tocar tres horas seguidas y además bailar a los 60 años. Quizá solo Mike Jagger ha podido lograrlo ante más de 70 mil personas. Robert está en forma, no necesitó oxígeno –como sí lo hizo su compatriota, el punketo John Lydon de Public Image Ltd. en noviembre pasado en el Pespi Center–.

La mirada ensombrecida del inglés a veces se perdía en las últimas gradas del foro. El carmesí clásico de sus labios se abría ligeramente, se quedaba quieto. Robert veía al público mexicano y su emoción era evidente.

Y no era para menos: el culto rendido por los presentes fue de principio a fin. Los fans hasta adelante con looks a la “Robert Smith” no repararon desde las 21:09 horas. Siempre puntuales los británicos.

Cuando tenía que ser Robert, Smith era esa figura lúgubre y melancólica por excelencia. El atuendo, el clásico: un par de collares y pulseras; playera en uve, camisa holgada y desabotonada, pantalones ajustados; todos negros. La arracada en la oreja izquierda apenas se asomaba entre su melena alborotada. Sus botas, como sacadas del Chopo o de alguna boutique dark capitalina, completaban el look de la noche.

Robert interpretaba y tocaba una a una de las 36 canciones de la noche, sin teleprónter.

Se movía hacia su izquierda; hacía duetos momentáneos con Simon Gallup, el bajista y más antiguo miembro de la banda, apenas un año menor que Robert. Recargados, hombro con hombro, parecía que se secreteaban, pero no… era el intro de “Pictures of You”: más de dos minutos de puente musical.

A su derecha, con menos frecuencia, Robert cruzaba miradas con el maestro Reeves Gabrels –el único estadunidense de la banda y que colaboró con David Bowie (1969-2019)–. En ocasiones The Cure era un trío sublime: las dos guitarras de Smith y Gabrels junto con el bajo de Gallup. Era una explosión.

Jason Cooper llevaba la batuta de la noche con sus baquetas y su Yamaha con rúbrica de The Cure. Y Robert, el líder, también conectaba con él a distancia, lo mismo que con el tecladista Roger O´Donnell.

La historia musical de la banda inglesa fue resumida en tres horas. Ningún clásico quedó fuera del repertorio y no faltaron las sorpresas. Robert selló el concierto con sus rolas insignia de los comienzos de su carrera: “10:15 Saturday Night” y “Killing an Arab”. El alboroto fue instantáneo y los bailes ochenteros cimbraron el foro.

Se dice que en los encores se guarda lo mejor, pero para The Cure esa regla no aplicó. Desde la segunda canción, el clásico “Pictures of You”, hasta la tercia “Push”, “In Between Days” y “Just Like Heaven” a mitad de concierto, y la quizá más conocida, “Boys Don’t Cry”, conquistaron a los asistentes, lo mismo discapacidatos, adultos, jóvenes y hasta uno que otro niño.

El pálido Robert de párpados negros, labios rojos y cabello cardado parecía el mismo de finales de los 70 e inicios de los 80, cuando la banda se fundó (1976, Crawley, en Reino Unido).

Seis años tuvieron que pasar para que The Cure regresara a México.

Asistencia: entre 70-75 mil personas

Lugar: Foro Sol

Setlist del concierto:

Plainsong

Pictures of You

A Night Like This

Just One Kiss

Lovesong

Last Dance

39

Burn

Fascination Street

Never Enough

Push

In Between Days

Just Like Heaven

From the Edge of the Deep Green Sea

Want

Play for Today

A Forest

Primary

Shake Dog Shake

Prayers for Rain

Disintegration

Encore:

Lullaby

The Caterpillar

The Lovecats

Hot Hot Hot!!!

The Walk

Let’s Go to Bed

Friday I’m in Love

Close to Me

Why Can’t I Be You?

Encore 2:

Three Imaginary Boys

Boys Don’t Cry

Jumping Someone Else’s Train

Grinding Halt

10:15 Saturday Night

Killing an Arab

 

Comentarios

Load More