Peter Edward “Ginger” Baker (1939-2019)

El baterista de jazz y rock Ginger Baker. Foto: Twitter @PaulMcCartney El baterista de jazz y rock Ginger Baker. Foto: Twitter @PaulMcCartney

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El pasado domingo 6 falleció a los 80 años de edad el renombrado baterista de jazz y rock Ginger Baker, quien es recordado como uno de los tres integrantes del legendario grupo de rock Cream junto al bajista Jack Bruce (1943-2014) y el guitarrista Eric Clapton (1945), a pesar de que su aporte a la música popular fue mucho mayor.

Ginger Baker ha sido uno de los primeros músicos occidentales en adentrarse en territorio africano para investigar los secretos de sus ritmos, un pionero dentro del terreno de la música popular y el jazz, al acercar la música africana a los músicos y públicos de occidente. Motivado luego de un encuentro con esa música a través de su amigo Kofi Ghanaba (inventor del afro-jazz), Baker se comunicó con el legendario músico nigeriano Fela Kuti (creador del Afrobeat) para preguntarle sobre el estado de la música en Nigeria.

Kuti lo invitó a visitar su país y Baker, fiel a su excentricidad, decidió que la mejor manera de llegar a Lagos, la capital, sería atravesando el desierto del Sahara por Argelia y Níger.

En noviembre de 1971, Baker recibió apoyo para realizar el viaje e invitó al cineasta Tony Palmer a que lo acompañara en el recorrido por el Sahara, mientras filmaba todo. Así, un equipo de cuatro personas (Baker, Palmer, Bob Bolt el camarógrafo y un chofer) emprendieron el viaje en una Range Rover último modelo.

El resultado fue Ginger Baker in Africa, una verdadera road movie en la que se puede apreciar el vasto desierto, los cementerios de autos, piedras de sal, restos de animales, lluvias, lodo, llantas ponchadas, bailes, sesiones de improvisación eternas y mucha música, que incluye una pequeña porción de un espectáculo de Fela Kuti en Calabar.

Antes que otros músicos como Peter Gabriel, Paul Simon, Stewart Copeland o David Byrne, el peligroso baterista de Cream se acercó a la música de África para conocerla, aprenderla y esparcirla no sin tener algunas dificultades previas a su arribo a Nigeria.

En el documental de Palmer, el baterista cuenta la anécdota de cómo el equipo estuvo detenido por casi una semana en arresto domiciliario en un hotel de Tamanrasset, Argelia, al no informar a la guardia nacional su intención de atravesar por carretera el territorio completo de su país.

Ginger Baker narra la historia mientras una animación muestra lo sucedido, ya que el equipo de filmación no pudo registrar los hechos pues fue confiscado por la policía.

Baker fue conocido por ser iracundo y problemático; esa fue la razón por la que el legendario trío con Clapton y Bruce llegó a su fin. El baterista también terminó con otro súper-grupo de Clapton, llamado Blind Faith, y con su propia banda The Ginger Baker Air Force.

A finales del siglo XX lanzó varios discos excepcionales como Middle Passage, de 1990, y Coward of the County, de 1999, experimentando con su batería, la música africana y la de medio oriente en uno, y reafirmándose como de los grandes bateristas de jazz en otro.

Se reunió con sus compañeros de Cream en el 2005 para una micro gira que terminó abruptamente en Nueva York, una vez más gracias al choque de personalidades de Baker con Jack Bruce, y el percusionista optó por retirarse a vivir a Sudáfrica durante algunos años.

Desde entonces estuvo lidiando con problemas de salud como la osteoartritis y la enfermedad pulmonar obstructiva, además de una severa condición cardiaca que lo llevó a someterse a una cirugía a corazón abierto, en 2016, de la cual no se recuperó completamente, por lo que su salud quedó aún más frágil.

Finalmente, luego de permanecer internado por más de diez días, Ginger Baker (quien recibió el mote de “Ginger” gracias a su gran melena rojiza), falleció rodeado por gran parte de su familia en un hospital de la histórica ciudad de Canterbury en el condado de Kent, al sureste de Inglaterra.

Load More