Avanza el acuerdo político para la investidura de Pedro Sánchez en España

Pedro Sánchez. Foto: AP / Manu Fernández Pedro Sánchez. Foto: AP / Manu Fernández

MADRID, Esp. (apro). — Los acuerdos políticos para la eventual investidura como presidente de España de Pedro Sánchez parecen haberse acelerado luego que esta mañana se conociera el escrito de la Abogacía del Estado español que pide al Tribunal Supremo permita al exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, salir de prisión para adquirir la condición de europarlamentario.

Formalmente, el escrito de los servicios jurídicos del Estado no guarda ninguna relación con las negociaciones políticas para la investidura de Sánchez, sin embargo, era el gesto que esperaba la clase política española para desencallar la investidura.

Poco después de conocerse el escrito, el PSOE y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) firmaron un acuerdo para que los diputados vascos voten a favor de Sánchez.

El partido vasco EH Bildu también anunció que someterá a sus bases abstenerse en la votación en el Congreso de los Diputados, lo que ayudaría la aritmética parlamentaria al socialista.

Por la tarde, está convocada la presentación de la Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España, un documento sobre el pacto del PSOE y Unidas Podemos, que propone la derogación de la reforma laboral del Partido Popular (PP) y la subida de impuestos a los ricos, entre otras propuestas.

La mañana de este lunes la Abogacía del Estado español pidió este lunes al Tribunal Supremo que permita al exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, salir de prisión para adquirir la condición de eurodiputado.

El escrito de los servicios jurídicos del Estado plantea sobre la condena de 13 años contra el político por sedición y malversación por su papel en el proceso independentista, que se mantenga suspendida la pena de inhabilitación mientras no le sea suspendida la inmunidad por el Parlamento Europeo.

La última palabra la tendrá el Tribunal Supremo, que pidió se pronuncien las partes del juicio después que en días pasados el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) concluyera que el líder preso de ERC gozaba de inmunidad desde que fue elegido eurodiputado en las elecciones europeas del pasado 26 de mayo.

En la línea del TJUE, los servicios jurídicos del Estado asumen el nuevo escenario que dictó Luxemburgo, por lo que solicitan se respete la inmunidad de Junqueras como eurodiputado, que se le permita la libertad para cumplir con sus responsabilidades como europarlamentario, pero sin poner en cuestión la sentencia del procés, por la que Junqueras fue condenado a 13 años de prisión por su implicación en el referéndum independentista de 2017.

El fallo del TJUE ya fue considerado un duro revés a la justicia española en su persecución judicial a este líder del procés, porque orillaba al Supremo español a levantar cualquier medida de prisión provisional impuesta antes de ser declarado electo.

El escrito, firmado por Rosa María Seoane, la abogada que participó en el histórico juicio del procés en representación del Estado, recuerda que los tribunales españoles están obligados a cumplir la decisión que se tomen en el ámbito del derecho europeo.

Esta decisión judicial, que era esperada desde hace una semana, parece desbloquear el acuerdo para la investidura de Sánchez, que se negociaba con ERC en forma paralela, es decir, que, si bien son cosas distintas, sí que era un “gesto” que esperaban los republicanos catalanes para otorgar su apoyo al dirigente socialista en su ratificación como presidente en La Moncloa, sede del gobierno español.

Apenas se conoció esta resolución, Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Nacionalista Vasco (PNV) firmaron un acuerdo para investir a Sánchez.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el partido de Junqueras, consideró que el escrito de la abogacía es una buena señal para la investidura, debido a que esperaban un “gesto” para definir su abstención en la votación, que allanaría la aritmética parlamentaria para que Sánchez se convierta en presidente.

Esta misma tarde, la Comisión Ejecutiva de ERC aprobará llevar a sus bases la posible abstención de sus votos para permitir que Sánchez sea presidente.

Según fuentes políticas, de concretarse todos los acuerdos necesarios, este 2 de enero se celebraría el debate de investidura, el día 3 la primera votación en la que requiere mayoría calificada (176 votos), que no alcanzaría. Sin embargo, el día 5 de enero se celebraría una segunda votación, donde solo requeriría de más “sí” que “no”, es decir, una mayoría simple, que tendría garantizada con los acuerdos políticos alcanzados.

Load More