El Banco Mundial recorta de 1.5 a 1.2% la previsión de crecimiento para México en 2020

Sede del Banco Mundial. Foto: Facebook World Bank Sede del Banco Mundial. Foto: Facebook World Bank

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El Banco Mundial (BM) recortó su previsión de crecimiento económico para México de 1.5% a 1.2% para el 2020; mientras que para el 2019 el organismo internacional de plano señaló que el país tuvo un nulo crecimiento. Es decir, en 0 por ciento.

En su reporte Perspectivas Económicas Mundiales, el organismo presidido por David Malpass señaló que “en México, el crecimiento aumentará al 1.2 % debido a que la merma en la incertidumbre normativa contribuirá a que las inversiones repunten”.

“La inversión en México también se espera que repunte, así como la confianza de los inversores, además de que el sector privado está más involucrado en proyectos de infraestructura, al tiempo que la política monetaria brindará un modesto apoyo”, agregó.

Según las proyecciones, el crecimiento mundial se ubicará en un 2.5 % en 2020, apenas por encima del nivel registrado el año pasado, el más bajo desde la crisis.

El crecimiento podría incrementarse si las tensiones comerciales se redujeran y se mitigara así la incertidumbre, acotó el reporte.

No obstante, señaló, en el balance siguen prevaleciendo los riesgos de que la situación empeore.

“Desde la crisis financiera mundial, las economías emergentes y en desarrollo han experimentado una abrupta desaceleración en el crecimiento de la productividad, a pesar de que la acumulación de deuda ha sido la más grande, más rápida y más generalizada desde la década de 1970”, acotó.

Encarar reformas

Para el Banco Mundial, estas circunstancias vuelven más urgente la necesidad de reconstruir el espacio de las políticas macroeconómicas y de encarar reformas que permitan reactivar la productividad.

En este entorno destacó los riesgos como la posibilidad de que vuelvan a agravarse las tensiones comerciales y se produzcan fuertes caídas en las principales economías y alteraciones financieras.

Así como también el hecho de que los mercados emergentes y economías en desarrollo deben reconstruir el espacio de las políticas macroeconómicas a fin de incrementar su resiliencia ante crisis adversas y llevar adelante reformas decisivas que permitan impulsar el crecimiento a largo plazo.

Load More