La UNAM ofrece suspender cinco días a profesores acosadores de la Prepa 7

Mesas de la Unidad de Atención a Denuncias en la Prepa 7. Foto: UNAM Mesas de la Unidad de Atención a Denuncias en la Prepa 7. Foto: UNAM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) propuso a los estudiantes de la Preparatoria 7 “Ezequiel A. Chávez”, en paro desde hace el 19 de noviembre pasado, sancionar con cinco días a los profesores denunciados por acoso sexual, a cambio de la entrega de las instalaciones.

En la propuesta que representantes de la Rectoría entregaron esta tarde a los paristas, la institución afirmó que se trata de una medida de protección para las alumnas, mientras las afectadas presentan sus denuncias formales.

En el documento firmado por Gabriel Gómez Vilchis, representante legal de la UNAM, se explica que la suspensión entrará en vigor una vez entregadas las instalaciones y estará vigente durante el tiempo que dure el proceso de investigación.

La entrada de los profesores acosadores, precisó, se permitirá únicamente para asistir a las audiencias que forman parte del proceso de investigación, como se establece en el contrato colectivo de trabajo del personal académico de la UNAM.

Además, la Universidad ofreció brindar acompañamiento a los estudiantes afectados por parte de personal adscrito a la Defensoría de Derechos Universitarios (DDU) para presentar la queja o denuncia formal ante la Unidad para la Atención de Denuncias (UNAD).

Lo anterior, luego de que en la décima mesa de diálogo realizada el pasado 10 de enero, los alumnos tomaron el micrófono y ofrecieron a las autoridades testimonios de acoso sexual y violencia de género de, al menos, 20 profesores.

Durante hora y media, los paristas acusaron de viva voz o a través de sus compañeros al profesor Adrián Moile, de fotografía, que toca alumnas en su cuarto de revelado; a Javier Eduardo Becerril, que seguía a una de sus alumnas al salir de la escuela para tocarla, y a Javier Vázquez, quien pide a las jóvenes con falda que se sienten hasta en frente para mirarlas.

“El profesor Bacilo Jiménez me preguntó si tenía novio. Le dije que sí y me respondió que sería complicado para mi pasar su materia, que si no tuviera novio tendría mi 10 asegurado”, leyó una de las jóvenes al micrófono.

Tras escuchar, los representantes de Rectoría tomaron notas y agradecieron la valentía de las alumnas, pero insistieron en que las denuncias tenían que ser formales.

Los paristas también insistieron en que al presentar sus denuncias fueron persuadidos por los abogados del área jurídica, Francisco Domínguez y Oliver Didiere Parra, por lo que pidieron su destitución.

En la propuesta presentada este jueves, las autoridades universitarias también aceptaron esta petición y aseguraron que designarán a abogados adscritos a la Dirección General de la Escuela Nacional Preparatoria como responsables de la oficina jurídica del plantel, con la promesa de que los abogados anteriores no volverán a la escuela.

Aunque las autoridades universitarias aceptaron firmar una carta de no represalias, ésta asegura que no desistirán a las denuncias presentadas por los daños ocasionados a las instalaciones en los planteles tomados.

Las autoridades aseguraron que una vez restablecida la vida académica se instalarán mesas de seguimiento a los acuerdos establecidos.

En caso de aceptar estos términos, los representantes de rectoría convocaron a una última reunión el próximo viernes 17 de enero a las 13:00 horas en el plantel.

Comentarios

Load More