México debe recaudar más impuestos de la extrema riqueza: Oxfam

Carátula del informe de Oxfam México. Carátula del informe de Oxfam México.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno mexicano debe implementar impuestos progresivos a las grandes fortunas del país para financiar sistemas públicos de salud o educación, pero también para invertir en un “Sistema Nacional de Cuidados” que garantizaría 90 días de licencia de maternidad y de paternidad, el acceso a estancias infantiles o una mejor cobertura de los servicios de cuidados para personas mayores o discapacitadas.

Así lo señaló la organización internacional Oxfam, y abundó que al implementar un impuesto de 0.5% a las principales fortunas del país, el gobierno federal conseguiría recursos suficientes para duplicar el presupuesto asignado al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) este año.

Asimismo, recordó que 1% de la población mexicana más adinerada acapara más de ocho veces la cantidad de riquezas de 62 millones de personas estancadas en la pobreza.

En un informe, Oxfam extendió algunas recomendaciones al gobierno mexicano para resarcir la brecha de desigualdad que cimbra a la sociedad mexicana: no sólo reiteró la necesidad de recaudar más impuestos de la “extrema riqueza”, sino también atender la situación del trabajo de cuidados realizado por mujeres.

De acuerdo con la organización, “millones de mujeres” realizan el trabajo doméstico y de cuidados a cambio de un ingreso nulo o irrisorio y, como consecuencia, son excluidas de los sistemas de educación y salud o del mercado laboral.

El informe precisa que cada día, en promedio, las mujeres mexicanas dedican cuatro horas más que los varones a los trabajos no remunerados, mientras que las trabajadoras de cuidados laboran a menudo “en condiciones y con beneficios laborales muy por debajo de la ley o francamente nulos”.

De igual manera, recordó que 98% de las trabajadoras domésticas no cuentan con un contrato, sólo 5% recibe vacaciones pagadas y únicamente 15% cobra un aguinaldo; por ello, pidió que el gobierno cumpla y convierta en “realidad” el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ratificado el año pasado.

Con base en ese convenio, referente a la protección de las trabajadoras y trabajadores del hogar, Oxfam instó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador a incentivar la creación de sindicatos de empleadas domésticas, que elimine de manera efectiva el trabajo forzoso y las incorpore plenamente en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Así, el nexo entre el trabajo de cuidados no remunerado y el trabajo del hogar remunerado precario, representa un eje fundamental de reproducción y profundización de la desigualdad que existe en México, tanto entre hombres y mujeres, como entre mujeres de distintos contextos y características. Uno depende del otro y ambos deben ser resueltos de manera equitativa para poder construir un país más justo desde su propia raíz”, puntualizó.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso