Otorgan suspensión provisional contra el Tren Maya por “consulta simulada”

La consulta sobre el Tren Maya, realizada en diciembre pasado. Foto: Alejandro Saldívar La consulta sobre el Tren Maya, realizada en diciembre pasado. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Comunidades indígenas pertenecientes al pueblo Maya Peninsular y Ch’ol, asentados en Xpujil, Calakmul y Campeche, integrantes del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (CRIPX), obtuvieron una suspensión provisional en contra de la construcción del Tren Maya, tras acusar que la aprobación del proyecto se llevó a cabo mediante un “proceso de consulta simulada”.

En un comunicado emitido por la organización señalan que fue el Juzgado Primero de Distrito, en el estado de Campeche, el que otorgó la medida cautelar en tanto se resuelve si existen elementos para otorgar la suspensión definitiva.

La resolución sirve “para que las cosas se mantengan en el estado en que se encuentran, esto es, para que las autoridades responsables con independencia al resultado de la consulta realizada en relación al denominado Tren Maya, se abstengan de decretar la aprobación de dicho proyecto, o bien, al haber sido decretada dicha aprobación, se abstengan de realizar actos tendientes a la ejecución de dicho proyecto”, hasta que se resuelva sobre la suspensión definitiva.

El pasado 15 de septiembre, la Secretaría de Gobernación (Segob) realizó una consulta en la que instaló 299 casillas en cinco estados por los que pasará el Tren Maya: Yucatán, Campeche, Tabasco, Chiapas y Quintana Roo.

Unas horas después de que se realizó el ejercicio, la Segob dio a conocer que ganó el “sí” al Proyecto de Desarrollo Tren Maya.

Notas relacionadas:

La “exitosa” consulta del Tren Maya en la que votó el 2.86% del padrón electoral de la zona

Consulta sobre el Tren Maya incumple estándares internacionales: ONU-DH

El gobierno de AMLO reprocha críticas de la ONU-DH sobre consulta por Tren Maya

Fue una consulta simulada para imponer el Tren Maya: EZLN-CNI-CIG

Al obtener la supuesta aprobación de las comunidades que serán impactadas por el proyecto, el gobierno federal manifestó que continuará con los estudios ambientales y de uso de suelo para el proyecto, en el que se esperan invertir al menos 120 mil millones de pesos.

Sin embargo, el pasado 6 de enero las comunidades organizadas en el CRIPX reclamaron “la simulada y fraudulenta consulta indígena ordenada por el Ejecutivo federal y ejecutada en perjuicio de los pueblos indígenas de Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas”, así como la “ilegal consulta y aprobación del proyecto denominado Tren Maya, cuya acción se realizó en flagrante violación a nuestro derecho humano a que se garantice una consulta previa, libre, informada, de buena fe y culturalmente adecuada”.

En la demanda se señala como autoridades responsables al presidente de la República, Andrés Manuel López obrador; al director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons; a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y al director general del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

“En el amparo que presentamos denunciamos que el proceso de consulta se llevó a cabo sin cumplir con los estándares internacionales que marca el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del cual el Estado mexicano es parte, así como en contravención de lo que señala la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, señaló la organización.

El pasado 1 de enero, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) también manifestó públicamente su rechazo al megaproyecto que, ha señalado el gobierno federal, pretende detonar el desarrollo económico del sureste mexicano.

“Hace un año, en diciembre de 2018, el capataz que ahora manda en el lugar que se llama México, hizo una simulación de que pidió permiso a la Madre Tierra para destruirla, entonces siguió unas cuantas personas disfrazadas de indígenas y le pusieron a la Madre Tierra un pollo, trago y tortillas. Así cree el capataz que la Madre Tierra le da su permiso para matarla y hacer un tren que debería llamarse como su familia del capataz”, acusó el subcomandante insurgente Moisés, vocero y líder militar del EZLN.

En tanto, las comunidades de CRIPX adelantaron que continuarán trabajando en acciones jurídicas de defensa, así como a nivel organizativo, llevando a cabo asambleas comunitarias en las que brindamos información relacionada con la defensa del territorio.  Asimismo, seguimos estableciendo alianzas con distintos sectores académicos, investigadores, organizaciones sociales y la Asamblea Nacional del Congreso Nacional Indígena (CNI) a realizarse el 27 y 28 de marzo en Xpujil.

Load More