Semarnat analiza construcción de planta de reciclaje de residuos peligrosos en Manzanillo

Recolección de residuos en Manzanillo, Colima. Foto: Facebook @DIMEAMA Recolección de residuos en Manzanillo, Colima. Foto: Facebook @DIMEAMA

COLIMA, Col. (apro).- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) analiza un proyecto de construcción de una planta de reciclaje de residuos peligrosos en el municipio de Manzanillo, que se ubicaría en un terreno de más de 11 mil metros cuadrados, a un costado de la carretera a Armería.

La solicitud de autorización ambiental fue presentada por la empresa Blendig Fuels S.A. de C.V., que prevé una inversión total de 61 millones 762 mil pesos, con un tiempo de vida útil del proyecto de 50 años o más, realizando los programas de mantenimiento necesarios.

De acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) entregada por la empresa a la Semarnat, entre los objetivos de la planta se encuentra el procesamiento de residuos peligrosos, como aceites lubricantes usados, combustóleo usado y diésel contaminado, para incorporarlos a cadenas productivas como materias primas y de esta manera reducir la problemática de contaminación por su disposición inadecuada.

Como resultado del reciclaje de esos productos, expone el estudio, se pretende obtener un combustible utilizable en hornos cementeros, fogones, calderas, incineradores y equipos de combustión a flama abierta y en algunos casos combustión interna. Asimismo, la elaboración de un combustible conocido como IFO que es consumido principalmente por la industria naviera.

También se busca recolectar aceites de motor y barco, la formulación de combustible para la industria naviera y la industria en general, elaboración de aditivos, recolección, tratamiento y disposición de residuos de refinería, así como la elaboración y comercialización de combustibles alternos.

De acuerdo con el documento, con la operación y funcionamiento de la planta de reciclaje disminuirán la contaminación del suelo, agua, etcétera, lo que se traducirá en una mejoría de la calidad del medio ambiente en primera instancia, y en segundo lugar se producirá un combustible denominado alterno.

Los aceites lubricantes usados, añade, se encuentran entre los residuos peligrosos generados más comúnmente, lo que hace que estadísticamente representen el 21% del universo total de residuos peligrosos generados en México en el periodo de 2004 a 2014.

“Desafortunadamente en la actualidad todavía existe un manejo inadecuado de este tipo de residuos, por lo tanto, es de vital importancia fabricar combustibles alternos a partir de aceites lubricantes usados, diésel y combustóleo, para su aplicación en el sector productivo industrial, carretero y de manufactura”, puntualiza.

El objetivo de la Planta de Reciclaje de Residuos Peligrosos, establece la MIA del proyecto, es brindar el servicio de aprovechamiento de las características físico-químicas de los distintos residuos peligrosos que se recibirán de la industria en general, industria naviera y del petróleo.

“Este proyecto ofrece ventajas en cuanto a su ubicación porque se encuentra en una zona donde se reduce notablemente la transportación de los residuos peligrosos de los principales generadores (puerto de Manzanillo, barcos, buques cargueros e industria en general), por lo que se reducen los riesgos de accidentes en carreteras que afectarían de manera notable al medio ambiente. Por otra parte, el proyecto se basa en tecnología que ha sido probada y ha demostrado ser efectiva y adecuada para el tratamiento de este tipo de residuos”, finaliza.

Comentarios

Load More