Hay riesgo que Assange se suicide si es extraditado a EU, dice su abogado

Julian Assange. Foto: Xinhua / Victoria Jones Julian Assange. Foto: Xinhua / Victoria Jones

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Edward Fitzgerald, el abogado de Julian Assange sostiene que si su cliente es extraditado a Estados Unidos sufriría un trato inhumano y degradante y es probable que apliquen una sentencia desproporcionada.

Si Assange es extraditado no obtendría un juicio justo y habría un riesgo de suicidio, aseguró el defensor en una audiencia en una corte británica. E insistió en que la solicitud de extradición fue motivada por un tema político y no por crímenes genuinos.

Fitzgerald recordó que la actitud de Estados Unidos hacia Assange cambió cuando Donald Trump llegó a la Casa Blanca, pues quería dar un ejemplo con su cliente, según reportaros las agencias Reuters y AFP.

Fitzgerald comentó que en 2013 el entonces presidente Barack Obama había decidido que Assange no debería enfrentar ninguna acción. Sin embargo, en 2017, después de la elección de Trump a finales del año previo, se presentó una acusación contra él.

¿Por qué el cambio?, se pregunta Fitzgerald, y responde: “El presidente Trump llegó al poder con un nuevo enfoque de la libertad de expresión y una nueva hostilidad hacia la prensa que equivale efectivamente a declarar la guerra a los periodistas de investigación”.

E insiste en que la acusación fue presentada “no sobre la base de nuevas revelaciones, sino porque Assange se había vuelto políticamente conveniente y deseable”.

Estados Unidos acusó este lunes a Assange de haber puesto en peligro sus fuentes al publicar un gran volumen de información clasificada.

Este día comenzó, en un tribunal británico, el estudio de la causa contra Assange –quien diez años atrás difundió miles de documentos confidenciales sobre actividades militares y diplomáticas estadunidenses–.

El australiano, de 48 años, se mostró tranquilo y atento, dispuesto a batirse contra lo que considera una persecución política.

“(Assange) No está acusado de revelar información vergonzosa o molesta que el gobierno hubiera preferido no divulgar”, dijo el representante estadunidense, James Lewis, ante una sala atestada del tribunal de Woolwich, en el sureste de Londres.

Washignton lo acusa, principalmente, de haber puesto en peligro a algunas de sus fuentes al publicar, en Wikileaks en 2010, 250 mil cables diplomáticos y medio millón de documentos confidenciales sobre acciones del ejército estadunidense en Irak y Afganistán.

Estados Unidos tiene conocimiento de fuentes, cuyos nombres no fueron ocultados y/u otra información identificatoria figuraba en los documentos clasificados publicados por WikiLeaks, quienes después desaparecieron”, añadió.

El juez español Baltasar Garzón, coordinador de la defensa de Assange, considera las pretensiones estadunidenses una auténtica locura.

“Recibes y difundes –dijo Garzón–, entonces ¿espías para toda la humanidad? Es tremendo, Estados Unidos está blindando a su servicio de inteligencia frente a la posibilidad de que un periodista difunda información”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso