Por coronavirus, cancelan el viacrucis en Iztapalapa

La representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa. Foto: Octavio Gómez La representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La alcaldía Iztapalapa y el Comité Organizador de Semana Santa en Iztapalapa A. C. (COSSIAC) cancelaron la procesión por calles de los ocho barrios y la crucifixión en el Cerro de la Estrella de la 177 Representación de la Pasión de Cristo con el fin de “preservar la salud de la gente y controlar la expansión de la epidemia del coronavirus”.

Sin embargo, aclararon que la escenificación se hará “de manera simbólica y apegada a la tradición en un espacio cerrado, sin acceso al público, con un número de actores reducido y con todas las medidas sanitarias para proteger la salud de todos los participantes”.

La Semana Santa será del domingo 5 al domingo 12 de abril, entre el Domingo de Ramos, jueves y viernes Santo, sábado de Gloria y Domingo de Resurrección.

En conferencia, Tito Domínguez, vicepresidente de la COSSIAC, explicó que este año la celebración regresará al origen de la tradición con la representación de las estaciones del Viacrucis, similar a la que se hace al interior de la Catedral Metropolitana.

Y aunque reconoció que aún no determinan el lugar donde se realizará, adelantó que será a puerta cerrada, con la participación máxima de unos 70 actores para evitar aglomeraciones.

Explicó que tampoco se ha determinado si se cancelará también el Domingo de Ramos y las otras escenificaciones.

De acuerdo con el vicepresidente del COSSIAC, “el mensaje es claro: es simbólico, nuestro acto de fe no lo estamos cortando. Surgió como un acto de fe del milagro del Señor de la Cuevita por la epidemia del cólera morbus (en 1843). Ahora, con nuestra fuerza de fe, vamos a solicitarle al Señor de la Cuevita que desaparezca la pandemia del coronavirus”.

La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, añadió que la representación “será en un lugar confinado. La gente no podrá acercarse, será un acto simbólico, no habrá recorrido por los ocho barrios, no se va a subir al Cerro de la Estrella ni se hará la crucifixión. Todo eso se cancela, sólo será un acto simbólico de manera simplificada”.

Habrá transmisión en vivo

Según el acuerdo anunciado por ambas partes, será transmitida “en vivo toda la representación por la televisión y los sistemas digitales de comunicación para que todas las personas la sigan y presencien este acto histórico que es parte de nuestras tradiciones”.

Agregó que el próximo jueves a las 13 horas se reunirán con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, para solicitarle la trasmisión en el sistema público de televisión de la Ciudad de México y que se comparta la señal con los medios de comunicación.

Además, quedarán suspendidas todas las actividades comerciales, ferias, romerías y espectáculos que se realizan alrededor de la representación, y se establecerá un operativo de seguridad y vigilancia para garantizar el cumplimiento de estas medidas.

La alcaldesa Clara Brugada comentó que la derrama económica que dejó la romería el año pasado fue de 6 millones de pesos. No obstante, las reservaciones de hotel, la alfarería, el comercio local y el de temporada, así como la feria que se coloca en torno a la representación, significó una derrama de 300 millones de pesos, que este año dejarán de generarse con la suspensión de dichas actividades.

Según el noveno y último punto del acuerdo, estas acciones “serán evaluadas de conformidad a la evolución de esta contingencia y se informará puntualmente a la población”.

La autoridad y los organizadores enfatizaron que esta decisión se tomó para “atender de manera estricta las recomendaciones formuladas por las instituciones de salud para evitar la concentración de personas que provoquen la propagación del COVID-19 entre la población. En esta contingencia, ponemos en el centro la salud y la vida de nuestro pueblo”.

Además, permitirán cumplir con la recomendación de la Secretaría de Salud federal. Por ello, invitaron a los más de 2 millones de personas que cada año acuden a presenciar el Viacrucis a seguirlo a través de la televisión y por internet.

Según los organizadores, la construcción de escenarios se encuentra en 50% mientras que la confección de vestuario al 80 por ciento.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso