Profeco pide no comprar en tortillerías careras e inmoviliza gel antibacterial

Una tortillería en la Ciudad de México. Foto: Hugo Cruz Una tortillería en la Ciudad de México. Foto: Hugo Cruz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) aseguró que no hay justificación alguna para incrementar el precio de la tortilla de maíz, y apeló a la solidaridad de los productores con los consumidores en estos momentos de contingencia.

Mediante un comunicado, la Profeco aclaró que, si bien una asociación de productores anunció incrementos, hay que tomar en cuenta que no representan a la generalidad.

Agregó que en el país hay más de cien agrupaciones en esa industria, “y es un hecho que no tienen pretexto para subirlo; el maíz no ha subido e incluso el transporte, que tiene influencia directa en el precio tampoco, incluso la gasolina tiene un precio más bajo”, acotó.

Agregó el Procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla:

“En el momento que se consiente un aumento injusto, otros productores seguirán el mal ejemplo, por lo que se hace un llamado a los consumidores para no comprar el producto donde hay abuso; es mejor reportarlo y comprar en otra tortillería que no esté abusando”.

El precio promedio del kilo de tortilla a nivel nacional es de $15.80 pesos el kilogramo, de acuerdo al monitoreo del programa Quién es Quién en los Precios.

La Profeco dijo que más de 400 funcionarios en todo el país trabajan en operativos de vigilancia comercial, a través de 38 oficinas en las ciudades más pobladas y con mayor actividad comercial en México, para frenar abusos.

Esta dependencia, además, está facultada para aplicar multas de hasta el 100% del valor de la venta de algunos distribuidores o productores, en caso de aumentos injustificados.

Inmovilizan gel antibacterial

La Procuraduría inmovilizó y aseguró, para evitar su comercialización, envases con gel antibacterial y paquetes de cubrebocas sin etiqueta, en establecimientos de la zona centro de la Ciudad de México.

Tras denuncias de consumidores, personal de la Profeco realizó un operativo de verificación en siete negocios, en los que se encontraron estos productos, incumpliendo con los requisitos de información comercial establecidos en la normatividad mexicana.

De acuerdo con la Profeco, el gel podría representar un riesgo para la salud de los consumidores, por lo que será enviado al laboratorio de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para su análisis.

En el operativo, realizado en las calles Roldán, Carretones, San Pablo, Correo Mayor, Del Carmen y Ayuntamiento, se aseguraron mil 435 piezas.

Junto con la inmovilización del producto, los proveedores deberán enfrentar un procedimiento administrativo de sanción.

Comentarios

Load More