“Misión de Rescate”: operativo suicida

Misión de Rescate, en Netflix. Foto: Especial Misión de Rescate, en Netflix. Foto: Especial

MONTERREY, N.L., (apro).- Un mercenario estadunidense, experto en el arte de matar, es enviado a Bangladés a ejecutar lo que parece ser una misión suicida: debe rescatar al hijo de un capo que ha sido secuestrado por su rival. Para entrar a la ciudad donde está la víctima debe enfrentar muchos obstáculos. Salir de ahí, luce imposible.

Chris Hemsworth está en su elemento como el implacable Tyler en Misión de Rescate (Extraction, 2020), una soberbia cinta hiperviolenta producida por Netflix, de altísimo presupuesto, con una trama microscópica y una lluvia de balas sobre los barrios, las calles y los vecindarios de este escenario perfecto para el crimen.

La película de casi dos horas es agotadora. No deja espacio para respirar. Desde que inicia hasta que termina hay una escena de acción tras otra en la imposible misión que ha sido encomendada a este exsoldado, que emplea con rigor las técnicas de la destrucción y mata sin miramientos, porque no tiene nada que perder.

De esta forma, él, junto con un equipo de bandidos, ubicados del lado de los buenos, emprenden el operativo arrasando con todo. No hay poder humano que pueda detener esta fuerza irresistible del grupo de pistoleros con entrenamiento de élite.

Sin embargo, Tyler termina por quedarse solo y está obligado a sobrevivir con su preciada carga, cuando todos los asesinos del barrio y la policía de la ciudad se encuentran tras él con el único propósito de darle muerte.

Bajo las órdenes del guionista Joe Russo, el atractivo Hemsworth hace maravillas y ofrece una gran actuación, como el desilusionado tipo duro, que desafía a la muerte, buscando la bala que le parta el corazón y acabe con su miseria emocional. Ya antes había sido dirigido por él en dos cintas de la exitosísima serie Avengers. Russo, como escritor y productor de esta historia sabe los alcances de su héroe de acción, y lo explota al máximo.

Las escenas que protagoniza Tyler son impresionantes. No hay mucha trama, solo fuego y toneladas de plomo. Hay una secuencia de 11 minutos, que da la ilusión de un largo plano secuencia. Aunque obviamente la acción está trucada para hacerla parecer una sola toma, la pieza fílmica es fantástica, con persecuciones en coche, con autos volando, muchas explosiones, combates entre personas y muertos que caen sobre muertos, mayormente del lado de los malos y de los corruptos agentes de la ley.

Misión de Rescate, típica historia de Netflix, comprometida únicamente con el entretenimiento, no debe ser tomada en serio, aunque tiene algunos pasajes melodramáticos que pretenden ser llegadores. La lógica está superada y lo que queda es la contemplación de un monumental espectáculo de sangre, con coreografías perfectamente programadas y un soberbio trabajo de dobles de acción que hacen quedar muy bien a Chris y a los chicos malos a los que enfrenta.

Es una perfecta producción dirigida al público juvenil, para ver un domingo en la tarde.

Comentarios

Load More