Feministas denuncian a alcalde de Oaxaca por violencia política

El alcalde de esta capital, Oswaldo García Jarquín. Foto: Twitter @oswaldogarciaj El alcalde de esta capital, Oswaldo García Jarquín. Foto: Twitter @oswaldogarciaj

OAXACA, Oax. (apro).- El alcalde de esta capital, Oswaldo García Jarquín, fue denunciado por violencia política y calificado de “insensible y autoritario” y dispuesto a permitir que sean los sectores conservadores quienes definan las acciones en su gobierno.

Lo anterior, luego de destituir a la directora del Instituto Municipal de la Mujer, Jaquelina Escamilla Villanueva, con el pretexto de fallas técnicas en una videoconferencia de Provida.

La senadora Citlalli Hernández Mora adelantó que presentará una queja en contra de Oswaldo García Jarquín ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, “porque su comportamiento está lejos de los principios del partido y la defensa de los derechos de las personas, que debemos asumir, y Jaquelina no está sola”.

Por su lado, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca dictó medidas cautelares e inició un proceso de investigación ante la queja presentada por Jaquelina Escamilla, al tiempo que refrendó el compromiso de velar por los derechos de las mujeres”.

Escamilla Villanueva acusó al alcalde y a su esposa, Patricia Benfield López, de reprenderla por organizar –la semana pasada– una video conferencia sobre el derecho de la mujer a elegir sobre su propio cuerpo, en la que participó la senadora de Morena Citlalli Hernández Mora, y la obligaron a organizar otras de Provida.

Con el título “Preservar la vida, la máxima necesidad en este tiempo. De los derechos y las realidades médicas en el estado de Oaxaca”, la video conferencia, que estaría dirigida por Estefanía Ricci, quien forma parte de la dirigencia de la Ola Celeste, y la doctora Adriana Jauregui, que encabezó la interposición de un amparo en contra de la interrupción legal del embarazo en el estado de Oaxaca, aprobada el año pasado, fue programada para este miércoles, pero por fallas técnicas se suspendió.

La respuesta del presidente municipal fue despedirla, con el argumento de que boicoteó el evento.

La senadora explicó que la noche del miércoles 27 de mayo, la titular del Instituto Municipal de las Mujeres (IMM) de Oaxaca de Juárez, Jaquelina Escamilla Villanueva, “denunció a través de un video que fue destituida del cargo por instrucciones, bajo coacción y amenazas, equiparables a actos de violencia política, por parte del alcalde de ese municipio, Oswaldo García Jarquín”.

De acuerdo con la legisladora, el cese ocurrió en represalia por no haber transmitido la ponencia “Preservar la vida, la máxima necesidad en este tiempo”, que contaría con la participación de integrantes de grupos anti derechos, autodenominados “provida”, y que generó la movilización de más de 80 colectivas y organizaciones feministas, así como de más de 400 mujeres a título personal, quienes exigieron la cancelación de dicha transmisión por considerar que su contenido es contrario a los derechos de las mujeres.

“Desde el viernes 22 de mayo, luego de transmitir la ponencia ‘Derechos de las mujeres; derecho a decidir por una maternidad libre y segura’, en la que participé como feminista, defensora de los derechos de las mujeres y senadora de la República, (Jaquelina Escamilla) ha sido hostigada por el alcalde y su esposa, Patricia Benfield, presidenta del DIF Municipal de Oaxaca de Juárez”.

Es una situación preocupante, dijo, porque “revela a partir de estos hechos el nulo compromiso de la autoridad municipal con las mujeres y el uso de recursos públicos, medios y funciones para promover posturas religiosas en la entidad, misma que atenta contra los derechos de las mujeres y el orden constitucional”.

Por tal razón, condenó enérgicamente el abuso de autoridad y la violencia política e institucional que Oswaldo García Jarquín ha ejercido contra Escamilla, al tiempo que manifestó todo su apoyo y acompañamiento a la funcionaria en los procesos administrativos, judiciales o de queja “que ha iniciado o iniciará en contra de esta injusticia, en los que espero se puedan determinar responsabilidades, medidas de protección y, en su caso, reparación y desagravio”.

A su vez, la presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer (GESMujer), Angélica Ayala, condenó “enérgicamente la decisión del presidente municipal, pues al destituir a Jaquelina Escamilla evidencia su falta de sensibilidad, compromiso y un total desconocimiento de las atribuciones que como edil le corresponden, en el respeto a la política pública de atención a las mujeres”.

Añadió: “Es evidente el grave error del presidente municipal al no escuchar las voces de las organizaciones feministas sobre la exigencia de cancelar la conferencia ‘Preservar la vida, la máxima necesidad en este tiempo’, ya que atenta contra un derecho ganado en Oaxaca, el derecho al aborto libre, seguro y gratuito”.

Además, abundó, “es un acto de clara provocación con el que pretende reafirmar su posición de poder”, y ha reprogramado la citada conferencia de acuerdo con un aviso desde la propia red social de Facebook del Instituto Municipal de la Mujer.

Finalmente, se pronunció porque los derechos políticos de Jaquelina Escamilla sean protegidos y se salvaguarde su integridad y la de su familia, toda vez que el alcalde ha dado muestras de diferentes tipos de violencias en su contra.

A la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca le manifestaron que “tiene frente a sí una prueba para mostrar su capacidad real de intervención a favor de los derechos humanos”.

Jaquelina Escamilla ha sido víctima de violencia política y ese acto debe ser resarcido y sancionado, a fin de enviar un mensaje claro de que todas las mujeres tienen derecho a participar en la vida pública, libres de todas las formas de violencia, subrayaron.

Comentarios

Load More