Astudillo promueve comedores comunitarios con fotos de su esposa y un funcionario

Mercedes Calvo Elizundia, esposa de Héctor Astudillo. Foto: Facebook Mercedes Calvo Elizundia, esposa de Héctor Astudillo. Foto: Facebook

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).– El gobernador Héctor Astudillo Flores utiliza la imagen de su esposa, Mercedes Calvo Elizundia, y de colaboradores como el director de Personal del Ejecutivo, Jaime Ramírez Solís, para promocionar el programa de comedores comunitarios que opera el Ejército y la Marina en zonas populares de las ciudades de Tlapa, Acapulco, Zihuatanejo y Chilpancingo en el contexto de la pandemia por covid-19.

La mañana del viernes, el mandatario estatal habló sobre la ayuda alimentaria a sectores vulnerables durante una transmisión en la red social Facebook, en la que informó que la entidad se mantiene en semáforo rojo, pues hasta ahora se han registrado oficialmente, 342 fallecimientos y dos mil 282 contagios de covid-19:

“Yo le he pedido a todos mis funcionarios y funcionarias que sean muy cuidadosos para no politizar el tema de los comedores. No nos metemos, no hay fotos, nada y vamos a tratar de mantenernos así”, expresó Astudillo frente a la representante del gobierno federal, Rocío Bárcena Molina.

Sin embargo, Astudillo publica fotografías de esposa, Mercedes Calvo Elizundia, y del director de personal del Ejecutivo, Jaime Ramírez Solís, ambos aspirantes a cargos de elección popular, en la publicidad oficial del programa asistencialista que arrancó el jueves en cuatro ciudades de la entidad.

Por ejemplo, el jueves 4, el gobernador compartió en su cuenta de Facebook una publicación del DIF estatal donde difunden seis fotos en las que aparece su esposa recorriendo el comedor comunitario instalado en la zona de Caleta, en el puerto de Acapulco.

De forma paralela, compartió una imagen del actual director de Personal del gobierno estatal y aspirante a la alcaldía de Chilpancingo, Jaime Ramírez Solís, inaugurando otros dos comedores comunitarios en las colonias Hermenegildo Galeana y Rosario Ibarra, de la capital de la entidad.

Astudillo informó, sin dar a conocer el monto del presupuesto público invertido, que además de los cuatro comedores que operan en Acapulco y Chilpancingo, también se instalaron otros en Tlapa y el balneario de Zihuatanejo.

Incluso, dijo que estos comedores son operados por el Ejército y la Marina para evitar que se “politice” la asistencia a personas de bajos recursos en el contexto de la pandemia de covid-19 y el proceso electoral que comienza en diciembre de este año para renovar la gubernatura, 81 alcaldías y el Congreso local.

Comentarios

Load More