Por diferencias con el gobierno, tres mujeres se bajan de la 4T en la misma semana

Mónica Maccise, Assa Cristina Laurell y Mara Gómez Pérez Mónica Maccise, Assa Cristina Laurell y Mara Gómez Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx). – Entre el 18 y el 19 de junio pasado, tres mujeres funcionarias de la autodenominada cuarta transformación encargadas de asuntos relacionados con la lucha contra la discriminación, la salud y la atención a víctimas renunciaron a sus cargos en el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Se trata de Mónica Maccise, quien dimitió como titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred); Assa Cristina Laurell como subsecretaria de la Secretaría de Salud federal y Mara Gómez Pérez como comisionada Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Maccise desertó el 18 de junio, luego de que la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, la investigadora Beatriz Gutiérrez Müller, criticó a la Conapred por haber invitado al youtuber Chumel Torres al foro “¿Racismo y/o clasismo en México?”, ya que el susodicho, en 2019, en una de sus plataformas de comunicación denostó el color de piel del hijo del presidente y de la también historiadora.

El 16 de junio, en su cuenta de Twitter @BeatrizGMuller escribió: “¿a este personaje invitan a un foro sobre discriminación, clasismo y racismo? Sigo esperando una disculpa pública de este individuo sobre los ataques a mi hijo menor de edad. @CONAPRED #ConLosNiñosNo”.

Al día siguiente, señaló: “aquí sigo esperando. Ofrecer una disculpa ennoblece. Pienso que tenemos la vida para ser mejores personas, y cada día es una oportunidad para este objetivo. Por mi parte, el señor está disculpado, aunque él no manifieste humildad alguna. ¡Vamos hacia delante con gratitud y amor!”

El 18 de junio, en la conferencia de prensa mañanera, encabezada por López Obrador, el presidente criticó la invitación de Chumel Torres al foro y la comparó como invitar a un torturador a hablar sobre derechos humanos y después se pronunció por la extinción de Conapred, para que sea la Secretaría de Gobernación quien asuma sus funciones.

Tras la crítica, el 19 de junio Maccise renunció de manera formal.

Ese mismo día, junto a una imagen captada del diario Reforma, intitulada “Descabezan Conapred”, en cuya nota informativa se refieren a sus comentarios en Twitter y al apoyo de su esposo, el presidente, Gutierrez Müller se lavó las manos comendando: “Aclaración ante #FakeNews Nada tengo que ver”.

El 18 de junio por la noche se difundió que la subsecretaria de Integración y Desarrollo de la Secretaría de Salud federal, Asa Cristina Laurell, había desistido del cargo argumentando “diferencias irreconciliables” con el titular de la dependencia, Jorge Alcocer Varela.

Hasta este desencuentro, Laurell había sido muy cercana a López Obrador desde que fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México (2000-2005). En ese periodo fue titular de la Secretaría de Salud capitalina y desde entonces lo acompañó durante sus tres batallas electorales por la Presidencia de la República.

En la conferencia de prensa matutina que ofreció el 19 de junio, en Cuernavaca, Morelos, se refirió a la renuncia de Laurell, al reconocer que ésta respondía a diferencias con Alcocer y con el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“Decidí apoyar al secretario y al subsecretario, a pesar de que ella es una mujer destacadísima”, reconoció en ese momento.

En esa misma conferencia, López Obrador confirmó la renuncia de Mara Gómez a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y la justificó argumentando que “las mismas personas que son familiares de víctimas están exigiendo su renuncia”.

A principios de junio, Gómez se había quejado de que recortar el presupuesto al CEAV como lo propuso la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) podría provocar la parálisis de actividades esenciales.

La respuesta del mandatario fue: “nada que sea prioritario, indispensable, se va a quedar sin recursos. Nada se va a suspender, que sea prioritario”.

Después, sentenció: “ya no hay cabida para simulaciones y por eso hemos dicho que estamos en un momento de definiciones: estamos a favor de la transformación o no”.

Comentarios

Load More