CNDH exhorta a John Ackerman a conducirse con civilidad y respeto hacia periodistas

John Ackerman. Foto: Octavio Gómez John Ackerman. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hizo un llamado de atención público al académico John Ackerman:

“Hacemos un respetuoso exhorto a John Ackerman para que se conduzca con civilidad y respeto a los derechos humanos de las personas que ejercen el periodismo. Rechazamos categóricamente estas expresiones que contribuyen a agravar las condiciones en las que desarrollan su trabajo”.

Tras el atentado sufrido por el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, el pasado viernes en las Lomas, Ackerman publicó en Twitter un video de las cámaras de seguridad que captaron el ataque armado, destacando la coordinación para perpetrarlo y añadiendo:

“Los sicarios del narco son la contracara del sicariato mediático. Buscan desestabilizar a toda costa”.

El exhorto de la CNDH fue publicado en la cuenta de Twitter del organismo, citando un tuit del abogado e investigador, abiertamente simpatizante del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en cuyo gabinete es secretaria de la Función Pública, su esposa, Irma Eréndira Sandoval.

Además, a través de un comunicado, la CNDH reiteró su posición respecto a la expresión de Ackerman Rose, mencionando que fue la propia comisión quien lo nombró integrante del Comité Técnico de Evaluación para renovar el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, considerando su capacidad y trayectoria.

En el comunicado, la CNDH califica el mensaje de “desafortunado” y le exhorta a conducirse con civilidad y respeto a los derechos humanos de todas las personas y, en especial, de quienes ejercen el periodismo “porque son expresiones que pueden contribuir a agravar las condiciones en que las y los periodistas desarrollan su trabajo”.

El mensaje fue descalificado por organizaciones nacionales y extranjeras especializadas en libertad de expresión, así como por numerosos periodistas usuarios de redes sociales al considerar que contribuye a la violencia hacia los periodistas, un planteamiento en el que la CNDH abundó:

“La CNDH ha reconocido de manera reiterada la relevancia y trascendencia social de la labor que desempeñan periodistas y comunicadores, y también la situación de riesgo y vulnerabilidad que viven cotidianamente, que es preciso atender de manera prioritaria”.

Además, el comunicado expone que la violencia la impunidad y falta de condiciones de seguridad en diversas regiones del país, es parte del complejo panorama que los periodistas enfrentan, “pero también lo es la estigmatización y el descrédito, factores que inciden en la materialización de todo tipo de agresiones, desde las amenazas hasta el homicidio contra los periodistas y personas defensoras, recorrido que pasa por el miedo, la incertidumbre, la autocensura, el cierre de medios informativos, el cambio de profesión de periodistas y personas defensoras y el autodestierro o movilidad forzada”.

Luego, reitera que los crímenes contra periodistas son inaceptables y reprobables por lesionar a la sociedad y a la democracia, destacando que hasta mayo pasado sumaban 159 periodistas asesinados desde el 2000 y recrimina la falta de garantías del Estado Mexicano para la no repetición.

En las últimas semanas, Ackerman Rose ha sido insistente en referencias a periodistas y medios de comunicación, en especial, luego de una publicación sobre los bienes inmuebles en copropiedad con su esposa del portal Latinus, que dirige Carlos Loret de Mola.

El uso de la expresión “sicarios mediáticos” ya había sido observada hace una semana, luego de que fuera proferida por la secretaria de la Función Publica por la publicación de los mencionados datos patrimoniales, lo que valió el llamado de atención del Relator Especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Edison Lanza, quien le recordó a la funcionaria que los servidores públicos están sujetos a un nivel mayor de escrutinio, que hay un deber de cuidado en su conducción y que el empleo de esa frase es “estigmatizar con términos para nada felices”.

Hoy, cerca de las 13:00 horas, John Ackerman escribió en su cuenta de Twitter:

“Se equivocan los periodistas que se ponen el saco de ‘sicarios mediáticos’. Yo no me refería a ellos, sino a quienes amenazan, insultan, calumnian y ponen en riesgo la vida de funcionarios y de comunicadores. Ya basta de violencia verbal. Avancemos por el sendero de la paz”.

John Ackerman, abogado de origen estadunidense naturalizado mexicano, además de su plaza como investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, coordina un programa titulado “Diálogos por la democracia” cuyas ponencias fueron publicadas bajo auspicio de instituciones gubernamentales. Además, es conductor en TVUNAM, Canal 11, comentarista en Rusia Today y publica artículos de opinión en el diario La Jornada y en el semanario Proceso.

Comentarios

Load More