Gobierno de Colima busca crédito por 750 mdp para seguridad y covid-19

Una protesta contra la violencia en Colima. Foto: Gustavo Vilchis

COLIMA, Col. (apro).- El Poder Ejecutivo pidió al Congreso del estado autorización para contratar un crédito por hasta 750 millones de pesos, para destinarlo a infraestructura en materia de seguridad, atención del covid-19 y remodelación del Palacio de Gobierno.

La solicitud fue recibida este jueves en las instalaciones del Palacio Legislativo, informó el diputado Vladimir Parra Barragán, coordinador de la fracción parlamentaria de Morena y presidente de la Comisión de Gobierno Interno del Congreso, quien señaló que su bancada no autorizará el crédito.

“No aprobaremos ninguna deuda. Los malos manejos deben pagarlos ellos, exigimos transparencia y rendición de cuentas. ¡Basta de saqueos!”, señaló el legislador en un mensaje difundido hoy en sus redes sociales.

De acuerdo con el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, 500 millones del monto del crédito se utilizarían en el área de seguridad, para concluir la obra del C5i, que entre otras cosas permitirá incrementar el número de cámaras de videovigilancia en la entidad.

“Cuando llegamos al gobierno había apenas 130 cámaras; muchas no servían y la calidad de la imagen era muy mala. Con el proyecto C5i tendremos 825 cámaras con imágenes de alta calidad y todas funcionando”, expone a través de una serie de promocionales.

Asimismo, cerca de 200 millones de pesos serían destinados a afrontar la contingencia sanitaria derivada del covid-19 y el resto para concluir las obras de restauración del edificio del Palacio de Gobierno.

En un reciente encuentro virtual con representantes de los medios de comunicación, Peralta Sánchez justificó la necesidad del crédito con el argumento de que hasta antes de 2019 las arcas estatales recibían recursos por encima de lo estimado en la Ley de Ingresos, pero el año pasado obtuvieron 600 millones de pesos menos de la cifra calculada, en tanto que “las proyecciones indican que durante el presente año la cantidad que se recibiría es equivalente a la de 2015, mientras que 87 por ciento del presupuesto de Colima tiene su origen en las participaciones y las aportaciones federales”.

De acuerdo con el gobernador, en el sexenio de Mario Anguiano Moreno, de 2009 a 2015, la deuda pública de Colima se triplicó, al pasar de 820 millones de pesos a 2 mil 805 millones de pesos, que en la actual administración ha disminuido.

En una reunión sostenida hace dos semanas con empresarios y representantes de profesionistas, Peralta advirtió que si no se autoriza la contratación del crédito “el Gobierno del Estado se estaría encaminando a la peor crisis que hemos visto en 100 años, con los niveles de liquidez prácticamente cancelados. Esa es parte de la preocupación que tengo para poder implementar algún tipo de medida durante la crisis”.

Según el diputado Vladimir Parra, “sobre los colimenses pesa la adquisición de deudas que no han generado ningún tipo de bienestar para la gente, sino que han reducido cada vez más el presupuesto que podría destinarse al desarrollo del estado o a programas sociales, y sí hemos padecido los irresponsables manejos de la administración del presupuesto del estado y sido testigos en cambio de mucha corrupción”.

Aseveró que tan sólo en el año 2015 la deuda total de Gobierno del Estado ascendía a 3 mil 830 millones 400 mil pesos, y para el cierre del año 2019, la deuda ya se encontraba en 5 mil 999 millones 823 mil pesos. “Es decir, que la deuda de nuestro estado ha crecido en más del 36% en tan sólo 4 años, por lo que, actualmente, cada colimense debe un total de $8,023 pesos”.

Tras insistir en que no será autorizada la contratación del crédito, el legislador morenista advirtió que el presidente Andrés Manuel López Obrador “ha sido claro al señalar que se tiene que poner por delante el interés general de la mayoría de los ciudadanos y de manera humanitaria atender con preferencia a los pobres, señalando la importancia de ser responsables y no endeudar a los estados, y que sí en cambio apliquen un plan de austeridad republicana, bajándole a lujos y extravagancias”.

Comentarios

Load More