Desinfección, reacomodo y capacitación, el nuevo protocolo en bibliotecas de la UNAM

Biblioteca central de la UNAM. Foto: Hugo Cruz Biblioteca central de la UNAM. Foto: Hugo Cruz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentó hoy el protocolo que seguirán todas sus bibliotecas para ofrecer servicio en la nueva normalidad una vez que se levante el confinamiento precautorio en las 134 bibliotecas que conforman Sistema Bibliotecario y de Información de la UNAM (SIBIUNAM).

En un comunicado, la institución dijo que las medidas de prevención incluyen la desinfección de los espacios, previo a la hora de apertura; la adaptación de los mismos para respetar la sana distancia; la capacitación del personal para ofrecer servicio con medidas de sana distancia y el acceso controlado para mantener el aforo de personas al 30 y 50% de la capacidad.

Las medidas fueron presentadas por la Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información (DGBSDI), en concordancia con los “Lineamientos generales para el regreso a las actividades universitarias en el marco de la pandemia”, que la UNAM presentó el 18 de junio.

La directora general de la DGBSDI, Elsa M. Ramírez Leyva, resaltó que el objetivo del “Protocolo de bioseguridad para la reapertura de las bibliotecas del Sistema Bibliotecario y de Información de la UNAM”, es cumplir con las normas necesarias que contribuyan a garantizar la vida humana.

Verónica Soria Ramírez, subdirectora de Servicios Bibliotecarios de la DGBSDI, indicó que se priorizaron la salud de las personas que están en los edificios de las bibliotecas, la conservación de los materiales y la convivencia “para mantener la salud, la atención y prestación de servicios en las mejores condiciones”.

“El protocolo de bioseguridad está dividido en tres fases: en la primera proponemos la desinfección del inmueble antes de iniciar labores; la segunda implica la adaptación de los espacios, como reubicación de mobiliario para que se respete la sana distancia, instalación de barreras físicas con láminas de acrílico, carteles informativos y señalamiento; y finalmente, la sensibilización del personal para brindar el servicio con medidas sanitarias”, explicó Ricardo Paquini Vega, responsable del Laboratorio de Restauración y Conservación de Libros y Documentos de la DGBSDI.

También, comentó, se plantea la distribución de áreas destinadas a la cuarentena del material que se recibirá próximamente, como libros prestados, nuevas adquisiciones, las reencuadernaciones y restauración en tránsito, mientras que el protocolo estará en revisión constante, ya que todos los días surge información nueva en torno al SARS-CoV-2.
Soria Ramírez recordó que las bibliotecas de la UNAM siguen funcionando, ofreciendo acceso y uso a los recursos digitales. Actualmente, comentó, las bibliotecas del SIBIUNAM imparten cursos virtuales de competencias para la búsqueda de recuperación, compartición, gestión, presentación y uso ético información, servicios de referencia en línea, recepción de tesis digitales y emisión de constancias de no adeudo, además de foros virtuales internacionales y conferencias.

Asimismo, mencionó que se abrieron dos clubes de lectura para público infantil: “Toc, toc ¿en sus casas?, ¡listos, a leer!”, un espacio virtual que transmite la lectura en voz alta de cuentos y poemas, para incentivar la animación y promoción lectora en niños; y “Leer Sostiene, Agenda 2030”, con lecturas grabadas para diversas edades.

Protocolo Bioseguridad Reapertura SIBIUNAM by Revista Proceso on Scribd

(Melisa Carrillo)

Comentarios

Load More