Coparmex: Reforma a pensiones no afectará salarios ni significa aumento de precios

Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex. Foto: Miguel Dimayuga Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) celebró la iniciativa para la reforma del sistema de pensiones, propuesta por el gobierno federal.

Mediante un comunicado, el organismo encabezado por Gustavo de Hoyos Walther aseguró que el nuevo sistema no afectará los salarios, ni significará un incremento de los precios.

Desde 2019, señaló, la Coparmex ha impulsado en su agenda estratégica una reforma al sistema de pensiones centrada en el trabajador que permita garantizar un retiro digno a los mexicanos.

Nota relacionada: Gobierno, organizaciones obreras y patronales acuerdan reforma al sistema de pensiones

“Durante varios meses trabajamos de cerca con los distintos organismos empresariales que integran el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), a fin de concretar un consenso en el sector privado que pudiera ser respaldado también por el sector obrero y por el gobierno federal”, aseguró.

De Hoyos Walther aseguró que en el sector empresarial están convencidos de que uno de los principales patrimonios que tienen los trabajadores es su fondo de ahorro para el retiro, por ello “la importancia de que lo fortalezcamos y lo cuidemos, todos”.

La nueva reforma al sistema de pensiones tiene como meta garantizar cuatro principios básicos: que llegue a más mexicanos (alcance); que la pensión sea suficientemente parecida al último ingreso (suficiencia); que el sistema cuente con el recurso reservado y listo para destinarlo (solvencia); y finalmente, que reconozca a todos los trabajadores con una vejez digna (justicia).

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la intención es reformar el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) a fin de elevar la tasa de reemplazo desde los bajos niveles que ahora presenta (30% para los trabajadores con ingresos de cuatro salarios mínimos) hasta alcanzar niveles de reemplazo del 103% para trabajadores con ingresos de un salario mínimo y de 54% para aquellos con ingresos de cinco salarios mínimos.

En promedio, según la SHCP se incrementaría la tasa de reemplazo en un 40%.

Asimismo, plantea reducir el número de semanas de cotización requeridas para acceder a una Pensión Garantizada desde las actuales mil 250 a 750 semanas, con un incremento gradual hasta alcanzar las mil semanas al cabo de un periodo de transición de 10 años.

Con la propuesta, la SHCP estima que los trabajadores con derecho a pensión pasarán del 56% al 97%, con un alza del acceso a la Pensión Garantizada del 34% al 82% de los trabajadores.

Complementariamente, se elevaría la aportación total del 6.5% al 15%, con base en un alza de la contribución patronal que pasará, a lo largo de 8 años, del 5.15% al 13.87%; es decir, sin incrementar la aportación de los trabajadores (ni reducir su ingreso disponible).

Nota de interés: México registró en un día 790 defunciones y 6 mil contagios más de covid-19

Por su parte, la aportación gubernamental modificaría su composición y se enfocaría a los trabajadores de menores ingresos: según la información dada a conocer, la cuota social que el gobierno continuaría aportando oscilaría entre 8.724% para los trabajadores con ingresos de un salario mínimo y 1.798% para aquellos que alcancen ingresos de cuatro unidades de medida y actualización (UMA).

Según datos de la propia SHCP, el alza de las aportaciones se traducirá en incrementos significativos de la tasa de reemplazo a través de dos componentes: la Pensión Garantizada y la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores (PBPAM).

Load More