Cómo funciona el Big Data y Data Science frente al covid-19

lunes, 5 de octubre de 2020 · 08:29

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Hay dos conceptos que en este 2020 han jugado un papel determinante en la detección del SARS-CoV-19, y que forman parte de su contención a nivel mundial: el Big Data y el Data Science.

El primero fue relevante desde principios de diciembre, cuando una startup canadiense denominada BlueDot la anticipó, al avisar de una “enfermedad infecciosa” que se asociaba a un determinado punto, la ciudad china de Wuhan, de 11 millones de habitantes.

El Big Data se refiere a la recopilación de un “gran volumen de datos” y es el término que usan las grandes corporaciones para conocer a sus usuarios y sus necesidades; en él no importa la cantidad sino lo que se puede hacer a partir de ella misma, lo que se resumiría como la celebre frase “conocimiento es poder”.

Te puede interesar: “Big Data”, el nuevo riesgo a la privacidad

Fue justamente el Big Data lo que ayudó y sigue ayudando a tener información al respecto, a nivel mundial, para encontrar patrones; su aporte en los primeros meses fue relevante para encontrar otros síntomas que en un principio no se asociaban al covid-19, como diarrea, erupciones cutáneas, conjuntivitis, y pérdida del sentido del olfato o gusto, así como el análisis de las secuelas que puede dejar este virus en algunos de los pacientes (funcionales, neurológicas-motoras, cognitivas, emocionales y respiratorias); ello ha llevado incluso a un análisis a nivel mundial para crear programas o centros de rehabilitación para pacientes post-covid-19, como el implementado por el Instituto Guttman en Barcelona, España.

En el caso del Data Science (ciencia de datos, cuya labor es importante para reducir los tiempos en la toma de decisiones), es preponderante en la generación de soluciones de tratamiento y, por supuesto, una cura.

También puedes leer: Ciencia de Datos: la nueva licenciatura sexy

Una de las instituciones más importantes en el tema es la Universidad John Hopkins, que desde enero de este mismo año ha recopilado y cruzado información con investigaciones propias, y a partir de ahí publicado gran parte de su información sobre el virus, mucha de ella disponible en su web.

El Data Sciencie también está detrás de la investigación de algoritmos capaces de generar potenciales anticuerpos, y como muestra la compañía Insilico Medicine, ubicada en Hong Kong --que se apoya en la inteligencia artificial--, está desarrollando una tecnología que podrá informar a médicos sobre moléculas específicas para combatir al coronavirus.

También en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc (España) se trabaja de manera muy similar con el experimento denominado NEXT (Neutrino Experiment with a Xenon TPC), que a partir de la Física Fundamental se enfoca en la detección electrónica del coronavirus y posibles tratamientos.

De manera reciente, por ejemplo, está la aportación de un grupo de expertos, liderado por el médico físico Gareth Davies del Imperial College de Londres, que en una alianza internacional busca escribir una carta abierta a nivel mundial, a raíz de una investigación basada en Data Science, para que la población aumente su ingesta de Vitamina D como una posibilidad para reducir las hospitalizaciones por covid-19.

Otras Noticias