Ciencia y Tecnología

Demandan a Apple por almacenar datos de usuarios en el iPhone sin su consentimiento

Activistas presentaron recursos legales contra la firma tecnológica en Alemania y España por colocar una herramienta de rastreo de información. La empresa californiana califica los señalamientos de "inexactos".
lunes, 16 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una herramienta de seguimiento en línea de Apple permite que los teléfonos inteligentes de la tecnológica estadunidense almacenen datos de los usuarios sin su consentimiento, denunciaron activistas europeos.

La organización austriaca Noyb, liderada por Max Schrems, presentó por ese motivo una demanda contra la empresa californiana ante las autoridades de protección de datos de Alemania y España.

El instrumento conocido por sus sigas en inglés como IDFA (Identificador de Apple para Anunciantes) permite a esa firma y a todas las aplicaciones del teléfono rastrear a un usuario y combinar información sobre el comportamiento en línea y móvil, detalló Noyb.

“Al igual que con las cookies, esto requeriría el consentimiento de los usuarios según la legislación de la UE. Apple coloca estos códigos de seguimiento sin el conocimiento o consentimiento de los usuarios. Por tanto, Noyb presentó dos denuncias contra la empresa. Nuestros socios de Xnet pudieron ayudarnos en España”, informó la organización en un comunicado, en el que anexó copias de las demandas.

Noyb califica a IDFA como “la cookie” en el bolsillo de todos los usuarios de iPhone y detalla su funcionamiento.

“Cada iPhone funciona con el sistema operativo iOS de Apple. De forma predeterminada, iOS genera automáticamente un IDFA único para cada iPhone. Al igual que una placa de matrícula, esta cadena única de números y caracteres permite que Apple y otros terceros identifiquen a los usuarios en las aplicaciones e incluso conecten el comportamiento en línea y móvil (seguimiento entre dispositivos)”, explica.

El sistema operativo de Apple, sostiene el grupo activista, crea el IDFA sin el conocimiento o consentimiento del usuario.

“Después de su creación, Apple y terceros (por ejemplo, proveedores de aplicaciones y anunciantes) pueden acceder al IDFA para rastrear el comportamiento de los usuarios, elaborar preferencias de consumo y proporcionar publicidad personalizada.

“Dicho seguimiento está estrictamente regulado por la "Ley de cookies" de la Unión Europea y requiere el consentimiento informado e inequívoco de los usuarios”, asevera.

La ley de la UE, continúa, protege los dispositivos de los usuarios del rastreo externo.

“El rastreo sólo está permitido si los usuarios dan su consentimiento explícito. Esta regla muy simple se aplica independientemente de la tecnología de rastreo utilizada. Si bien Apple introdujo funciones en su navegador para bloquear las cookies, coloca códigos similares en su teléfonos, sin el consentimiento del usuario. Se trata de una clara infracción de las leyes de privacidad de la UE", asegura Stefano Rossetti, abogado de privacidad en Noyb.

Recientemente, Apple anunció planes para futuros cambios en el sistema IDFA, los cuales parecen reducir sus usos para terceros, pero no para la propia Apple, aseguran los demandantes.

“Al igual que cuando una aplicación solicita acceso a la cámara o al micrófono, los planes prevén un nuevo cuadro de diálogo que pregunta al usuario si una aplicación debería poder acceder al IDFA. Sin embargo, el almacenamiento inicial del IDFA y el uso que Apple haga del mismo se seguirá realizando sin el consentimiento de los usuarios y, por tanto, infringiendo la legislación de la UE. No está claro cuándo y si la empresa implementará estos cambios.

"Creemos que Apple violó la ley antes, ahora y después de estos cambios. Con nuestras quejas queremos hacer cumplir un principio simple: los rastreadores son ilegales, a menos que un usuario consienta libremente. El IDFA no solo debe restringirse, sino eliminarse permanentemente”, sostienen.

“Teléfonos inteligentes son el dispositivo más íntimo para la mayoría de las personas y deben estar libres de rastreadores de forma predeterminada", destacó Rossetti.

En su opinión, las autoridades españolas y alemanas pueden multar directamente a Apple, sin necesidad de cooperación entre las autoridades de protección de datos de la UE. Con ello se evitarían pleitos legales como el de una demanda similar ocurrida en Irlanda contra Facebook.

Finalmente, Noyb afirmó que Google utiliza un sistema de seguimiento similar, el cual están revisando. La organización cofundada por Schrems es famosa por haber presentado demandas previamente contra Facebook por temas de privacidad en las que obtuvo triunfos legales.

El nombre de la organización Noyb refiere a la frase “none of your business” (no es tu asunto).

Apple representa uno de cada cuatro teléfonos inteligentes vendidos en Europa, según datos de Counterpoint Research citados por la agencia Reuters.

Respuesta de Apple

La página especializada Techcrunch publicó la respuesta de Apple a la demanda de los activistas, en la que refuta sus afirmaciones.

“Los reclamos hechos contra Apple en esta queja son de hecho inexactos y esperamos dejarlo claro a los reguladores de privacidad en caso de que examinen la queja. Apple no accede ni utiliza el IDFA en el dispositivo de un usuario para ningún propósito.

“Nuestro objetivo es siempre proteger la privacidad de nuestros usuarios y nuestro último lanzamiento de software, iOS 14, les brinda a los usuarios un control aún mayor sobre si quieren o no permitir que las aplicaciones los rastreen vinculando su información con datos de terceros para propósitos de publicidad o de compartir su información con corredores de datos”, destaca la firma asentada en Cupertino, Califronia.

Apple aseguró que sus prácticas cumplen con la ley europea en materia de privacidad.