CINE/PERMANENCIA VOLUNTARIA: "Identidad desconocida", una cinta cumplidora

martes, 5 de noviembre de 2002
México, D F (apro) En algún punto de nuestra vida todos hemos sido perturbados por la pregunta “¿Quién soy?”; situación que se lleva al extremo en “Identidad desconocida” (“The Bourne Identity”, EU, 2002), un thriller hasta cierto punto interesante, en donde un agente de la CIA deberá recuperar su memoria y descubrir “por qué “ y “quienes” intentan matarlo Un día, el agente Jason Bourne (Matt Damon) se despierta en un barco pesquero italiano, sin saber quién es, con dos balas en su espalda y un dispositivo de luz infrarroja que proyecta un número de cuenta bancaria, incrustado en su cadera Lo primero que Bourne hace una vez que pisa la costa es ir al banco al que pertenece su cuenta, donde descubre un maletín en cuyo interior residen varios pasaportes de diferentes nacionalidades, fajos de billetes de países diversos y una pistola --de hecho, el nombre de Bourne, es tomado por nuestro héroe al azar de uno de esos pasaportes--, lo cual sigue sin proporcionarle una idea clara Así pues, Bourne decide ir a la embajada de Estados Unidos para ver si halla alguna respuesta, pero lo único que encuentra es a un montón de policías que desean capturarlo En ese lugar, Bourne conoce a una chica alemana (Franka Potente, actriz de “Corre Lola, corre”), quien no ha llevado una vida muy estable que digamos, pero que decide embarcarse con Bourne para ayudarle a recuperar su memoria No es ningún secreto decir que hay romance entre estos dos personajes Ahora, Bourne no sólo debe buscar “quién es”, sino también deberá correr para salvar su vida, iniciándose así una búsqueda frenética ”Identidad desconocida” es principalmente una película de acción y suspenso “sostenida” con un trasfondo existencial; durante la búsqueda de identidad Jason Bourne, comienza a encontrar un gusto por la vida que choca con su profesión anterior; lo que Bourne era luce despreciable a los ojos del nuevo Bourne y de su amada Sin embargo, la parte reflexiva de la cinta no le llega a la adrenalina que provoca nuestro protagonista cada vez que golpea a alguien En otras palabras, le falta profundidad Si bien la cinta logra mantener al espectador en suspenso casi en toda la historia, falla al momento de resolver la problemática; el director Doug Liman escoge una salida fácil --qué lástima, iba muy bien Además, en la historia se tratan por encimita cuestiones políticas que ya no le dan mayor fuerza a la trama La película de “Identidad desconocida” cumple simple y llanamente con su función de entretener No nos da más, no nos da menos