AJEDREZ: Estudiando ajedrez con ayuda de la informática

lunes, 8 de julio de 2002
México, D F (apro)- Sin duda la informática, el cómputo moderno pues, se ha establecido firmemente en lo que se refiere al ajedrez De alguna manera el juego ciencia ha encontrado un estupendo nicho para desarrollarse, a través de no solamente software que juega de manera sorprendentemente sólida contra jugadores de todos los niveles, sino en sistemas de información que pueden acumular hoy día más de dos millones de partidas, las cuales pueden ser manipuladas buscando posiciones específicas o quizás a los más grandes exponentes en una variante en particular Sistemas de bases de datos como Chessbase o Chess Assistant son los más populares y, sin cuestionamiento alguno, los mejores Sus capacidades de búsqueda los hace formidables Se puede pedir al software que busque todos los encuentros con una variante particular, o bien, las partidas de un jugador en específico También se puede buscar por temas o posiciones en donde hay, por ejemplo Axh7+ Es decir, una base de datos es tan poderosa como sus características de búsquedas, pues nos permite hallar datos que a simple vista no son evidentes Ahí reside su fuerza Así, por ejemplo, si desea estudiar la Ruy López, variante del cambio, podrá poner la posición en su base de datos después de 1e4 e5 2Cf3 Cc6 3Ab5 a6 4Axc6 Si usted tiene la megabase 2000, que es una colección de alrededor de 16 millones de partidas, encontrará que el sistema le hace un reporte de la apertura, el cual le indica cuántas partidas hay en la colección, quiénes son los mejores exponentes de la misma, qué resultados se han obtenido con la misma, cuáles son los planes característicos, etcétera Imaginen a Capablanca o Alekhine con esta inmensa información en sus manos Hubiesen sido prácticamente invencibles Sin embargo, hay que ser cuidadosos con los resultados que el reporte de aperturas entrega Porque todo dependerá de la calidad de la base de partidas usadas Una megabase como la mencionada tiene millones de partidas, sí, pero no todas vale la pena analizarlas Hay encuentros, con la variante mencionada de la Española, de campeonatos mundiales, pero también las hay de oscuros torneos abiertos en donde jugadores aún más oscuros jugaron esa línea Pudiese pasar que alguna de esas partidas es brillante, pero lo más probable es que no Es mejor decirle al software que limite la búsqueda a jugadores de 2300 puntos en adelante, por ejemplo, para así asegurarnos un mínimo de calidad en la información presentada No obstante este fantástico reporte que entrega Chessbase (Chess Assistant tiene algo similar), el trabajo posterior de análisis requiere de cuidado por parte del estudioso La mejor idea es imprimir las partidas de interés y verlas en un tablero normal y no en el tablerito electrónico que Chessbase presenta El tener que repasar las jugadas en el tablero nos da otra perspectiva y nos hace trabajar un poquito más que cuando estamos dando clicks sobre los botones de siguiente jugada Muchas veces esto último hace que nuestro análisis sea pobre, superficial Botvinnik no se equivocaba cuando decía que el ajedrez requería profundidad, y estas herramientas de este fin del siglo XX y principios del XXI permiten una gran eficiencia en el estudio, pero nos puede impedir avanzar si no tomamos este estudio con el enfoque adecuado En mi opinión vale más una partida bien analizada en media hora que 10 partidas vistas en 3 minutos cada una Lo que al final del día cuenta es que las herramientas no hacen al mejor ajedrecista Se requieren talento y estudio constante para progresar Se puede acumular información, bases de datos, toneladas de programas diversos sobre ajedrez, aperturas, temas del medio juego, etcétera, y creo que muchos de nosotros pecamos un poco de exceso de información que, finalmente, ahí se quedará Considérese que los grandes jugadores de antaño llegaron a niveles sorprendentes en ajedrez y nunca tuvieron ni lejanamente las posibilidades que el cómputo casero nos ha abierto Bajo esa perspectiva, es claro que estos viejos campeones estudiaron muy a detalle el ajedrez Ellos no tenían millones de partidas y sin embargo jugaban las mejores líneas Su investigación se basaba en principios básicos, y de ahí los extendieron a cientos de posiciones que aún son pruebas de fuego para los más experimentados jugadores A mí me parece que podemos sacar mucho provecho del cómputo casero y su liga con los programas que sobre el ajedrez hay, aunque claro está, esto solamente nos permitirá eliminar viejos vicios o pérdidas de tiempo al no estudiar lo importante Todo esto, desde luego, bajo el criterio de que estas herramientas modernas son aliados, más no sustitutos del estudio serio y formal del juego De la partida Campero contra Mangwengwende (negras), de la Olimpiada de Estanbul, las negras ganan en una sola jugada con un movimiento que su contrario ni siquiera imaginó: 1 ? Dh6+ y las blancas tienen que rendirse porque se pierde la dama o se recibe mate 0-1