BUZON DE APOCRIFOS: ¿Educación?

lunes, 19 de agosto de 2002
México, D F (apro)- Afectuosos y queridísimos humanos: bien sabemos que la educación es primordial para ustedes y que sus problemas les angustian y quitan el sueño; por ello, y conscientes y agradecidos de que son nuestros mejores amigos, como lo ha y sigue demostrando nuestra vieja convivencia, nos sentimos en la obligación de advertirles que, por y para ponderar y exaltar las excelencias y beneficios de eso que consideran su educación, no caigan en el simplismo del ejemplo de los perros de Licurgo, individuo al que consideran autor de las cuartelarias leyes que rigieron por siglos la vida de la militarista Esparta Recordemos: dice la historia que legisladores griegos solicitaron al tal Licurgo que pronunciara un discurso sobre la educación Ante el asombro de todos, pidió un año para prepararlo Al cabo de ese tiempo, apareció en el ágora con dos perros y dos liebres Ante el silencio expectante de los concurrentes, Licurgo soltó a una de las liebres y después a uno de los perros, que al instante se puso a perseguir a la liebre que corría enloquecida de miedo; por fin la alcanzó, la mató y la devoró Retirando el primer perro, a continuación liberó a la segunda liebre y al otro perro Ante la sorpresa de los asistentes, ni la liebre corrió ni el perro se lanzó feroz sobre ella Corrieron gozosos a encontrarse y se pusieron a jugar, como los mejores amigos del mundo Entonces dijo Licurgo: "He aquí lo que puede hacer la educación Yo he pasado un año educando a este perro y a esta liebre, enseñando al primero a que no hiciera mal a las liebres y a la segunda que no temiera a los perros Los otros no fueron educados, por eso el primer perro no obedece más que a sus instintos brutales y su víctima no pensó más que en la fuga, empavorecida por el miedo" ¡Ah, lindo ejemplo! ¿No es verdad? ¡Pero cuidado, mucho cuidado con él! Puede llevarles a caminos equivocados Por empezar, deben tener en cuenta, como ya indicamos, que Licurgo fue el autor de leyes cuartelarias que rigieron por siglos la militarista Esparta, a lo que hay que añadir que el ejemplo de los perros de Licurgo, si se tiene en cuenta el perro de Pavlov, es decir, eso de los reflejos condicionados y otros descubrimientos hechos en fisiología, psicología y sociología, llevan a considerar que la educación, más que otra cosa, puede muy bien ser un eficaz y perverso lavado de cerebro, extraviador más que guía de la humana condición, tanto de los que la imparten como de los que la reciban, haciéndoles caer en el espeluznante espectáculo de ciegos guiando a otros ciegos Y no nos digan que eso no es posible Ya lo fue en el pasado En la mayor parte de su existencia como especie, queridos humanos, ¿acaso su educación no estuvo, básica, profunda y firmemente enraizada en religiones, las que hayan sido? Recuerden, por siglos, un libro que consideran de origen divino, a millones y millones de ustedes, hombres, ¿no les ha indicado y exhortado encarecidamente y hasta el cansancio para que sean como den ser? Y paradójicamente, por lo que gusten y manden, ¿el mismo no ha servido para justificar que sean según el deseo de algún Licurgo de aquí, de allá o acullá? Recuerden y no olviden que durante siglos, las llamadas religiones del libro, dieron lugar acreditaron, defendieron y justificaron los más despiadados conflictos que ha habido entre ustedes: las guerras de religión Sí, pueden decirnos que eso fue en su ayer ¿pero su hoy es mejor? Miren a su alrededor, ¿no de nuevo partidarios de las llamadas religiones del libro, cristianos, mahometanos y judíos, son protagonistas de las más brutales atrocidades? Y por si eso fuese poco, ¿no falta y más bien sobra aquí, allá y acullá un prestigiado Licurgo (como los S Huntington Z Brzezinski y los Bin Laden, Bush, Blair y A Sharon, por ejemplo) que con sus teorías y decisiones propicia, defiende y justifica un premeditado y bestial futuro "choque de las civilizaciones? Ustedes perdonarán la opinión, hombres, pero por esas realidades irrefutables mi compañero y un servidor consideramos que sería un grave error de su parte si se empeñaran en dar o recibir una educación que favorezca determinada religión, la que sea; y más grave aún si al mismo tiempo denigrara a otras en particular Hombres, todo lo expuesto nos lleva a pensar que la mejor educación que pueden tener ustedes como especie, es la que ya conocen y llaman EDUCACION LAICA Queridísimos humanos, esperamos que no se molesten por la presente, pero como perros que somos, a mi compañero y a mí nos horroriza que puedan servirse del ambiguo ejemplo de los perros de Licurgo para caer, ¡una vez más!, en la estúpida lamentable y trágica situación de ciegos guiando a otros ciegos Por eso la escribimos Dada el 10 de agosto del 2002 en el nicho de la fama en que nos colocó, por haber escrito una de nuestras conversaciones, un tal Miguel de Cervantes Con perruno afecto, en nombre de mi compañero y un servidor BERGANZA