CINE/PERMANENCIA VOLUNTARIA: "Austin Powers en Goldmember", incontrolable, pero divertido

jueves, 26 de septiembre de 2002
México, D F(apro)- Desbordada, sensual y en ocasiones muy hilarante, la nueva cinta del agente psicodélico, mujeriego y astuto, Austin Powers, creado por Mike Myres ("Austin Powers en Goldmember", EU, 2002), no vale por su argumento, sino por el cariño que los personajes se ganaron en las otras dos previas películas de la saga y por toda la gama de chistes que presenta El Dr Evil ha regresado para apoderarse del mundo, y en aras de consumar sus planes echará mano de las ideas perversas de Goldmember, un villano de la década de los setenta, que posee una adoración patológica por el oro y otros tantos vicios Para evitar que Austin Powers (Mike Myers) frustre sus planes, Dr Evil secuestrará a Nigel Powers (Michael Caine), famoso espía y padre de Austin Así pues, Powers Jr, deberá regresar a los setenta para rescatar a su progenitor de las garras del extravagante Goldmember La destrucción del mundo pasa a un plano secundario cuando todos los personajes comienzan a experimentar una serie de conflictos con el pasado --todos giran en torno a la figura del padre Así pues, la historia dará uno que otro vuelco inesperado La película mantiene la estética de las cintas anteriores, el mismo "felling" (psicodelia, moda y chicas guapas, con la cantante Beyonce Knowles como coestelar) y tipo de chistes Predomina el humor físico (slapstik) combinado con chistes escatológicos y sexuales, estos últimos cobijados por el "doble sentido" y la insinuación En esta ocasión, la cantidad de bromas se duplica y, en general, poco ayudan al desarrollo de la historia, por lo que el argumento se va a un segundo término, convirtiendo a la cinta en algo sin sentido, una broma de sí misma Se hace mucha referencia a la cultura pop estadunidense, sobre todo a la música (por ejemplo, al grupo ochentero Stix o la aparición de Britney Spears) y al cine (se hace homenaje al "Silencio de los Inocentes", y cabe mencionar que el mismo título hace referencia a la película de James Bond, "Goldfinger") Y por si esto fuera poco, "Austin Powers en Goldmember" se hace autoreferencia en dos ocasiones: cuando Steven Spielberg aparece dirigiendo la película de "Austin Powers", con Tom Cruise como Powers y Gwyneth Paltrow en el papel que interpretara Heather Graham en el segundo filme; y cuando el verdadero Powers regaña a Spielberg porque no le está gustando el trabajo del director; Spielberg le enseña su Oscar pero a Powers no le interesa y se retira del set para abrir la película con un número musical Pese a todo, el resultado es bueno, siempre y cuando uno esté familiarizado con el humor que maneja Myers

Comentarios