COMPUTACIÓN: La pornografía infantil

viernes, 7 de noviembre de 2003
México, D F, 6 de noviembre (apro)- Los usos de la red de redes han tomado caminos por demás extraños De ser una herramienta netamente para la comunicación humana, se convirtió en un lugar donde se abusa cotidianamente de los servicios que internet ofrece Me explico: los comerciantes han creído que la red es susceptible de ser atacada por anuncios sin ton ni son El correo electrónico y el spam asociado al mismo (correo chatarra, propaganda no solicitada), llena los buzones de todos los internautas sin excepción Alguien “genial” en la mercadotecnia descubrió el telemercadeo y creyó que internet era la herramienta adecuada Lo único que está logrando es que se tomen medidas, cada vez más estrictas, contra el abuso del correo electrónico; o bien, el acceso a la pornografía Por ejemplo, en mis tiempos de adolescente, hacerse de una revista para adultos simplemente era un acto prohibido Ver mujeres desnudas en poses sugerentes simplemente se salía de las buenas costumbres (y que conste, no viví una educación victoriana) Hoy día cualquiera que tenga acceso a una cuenta de Hotmail o Yahoo seguramente recibirá toneladas de anuncios de sitios porno en la red Las imágenes para atraer a estos internautas no son sugerentes, son la cruda realidad sexual Pero si pensamos que lo que ocurre es que los internautas buscan sexo, pues entren a alguno de los populares chats, o salas de discusión, en donde la zona “caliente”, “erótica”, “de sexo”, está saturada de gente, que debe oscilar entre los 12 y los 50 años aproximadamente En latinchatcom, existe un sistema de pláticas que permite poner fotos que los propios “platicadores” pueden mandar al sitio y así todos las pueden ver Baste esto para saber que las fotos que se “publican” en estos sitios son pornográficas en su mayoría: sexo con animales, sexo duro y extremo, castigos corporales, grandes senos, etcétera hasta llegar a la pornografía infantil En la gran diversidad de actividades sexuales de los seres humanos, todo parece valerse, pero la pedofilia raya en un delito verdaderamente grave Ignoro de dónde sacan esas fotos los internautas que las ponen disponibles, pero es lamentable ver a pequeñitos involucrados en sexo con adultos, con pedófilos que en su desviación ignoran el daño que pueden causar a los infantes Hay internautas que ponen públicas todas las fotos que pueden, como si fuese erótico o simpático hacerlo Desde luego que todos los menores que aparecen son anónimos, es decir, no son nuestros hijos, sobrinos o nietos, así que parecen decir todos: “qué más da, total, ¿quién conoce a estos niños?” Sin embargo, es el problema en el fondo, sin importar si se trata de pedofilia o no, es que la pornografía se vuelve cotidiana Si antes eran imágenes de excepción ahora son frecuentes, tanto que pasan, incluso, desapercibidas, aún aquellas que presentan escenas de sexo extremo La gente las ve tan cotidianamente en sus buzones que ya medio las ignora, ya no presta atención que estas imágenes no son muy adecuadas en ciertos ambientes Esto ocurre en internet y en los puestos de periódicos de cada esquina La pornografía está ahí, disponible a quien la pague Más grave en la red que dan colecciones de fotos gratuitas para “enganchar” a los internautas, particularmente a los más jóvenes No se me malinterprete No soy de la época victoriana o tengo una moral que raya en la santidad Yo creo que la pornografía es una actividad que los humanos habrán realizado desde que el mundo es mundo y no me parece intrínsecamente mal Lo que me parece terrible es que invada todos los posibles espacios, de manera que todos estemos expuestos a todo género de imágenes de contenido sexual, incluso, en sitios dentro de la red que no tienen que ver con la pornografía, por ejemplo lugares como astalavistaboxsk, en donde hay información sobre sistemas, correo electrónico, ftp, etcétera, la mayoría de un corte técnico, que están adornados con banners francamente pornográficos En el fondo, tanta pornografía “gratuita” distorsiona la realidad sexual Se sabe, por ejemplo, que las películas porno no reflejan lo que pasa normalmente La gente normal no tiene penes de 25 centímetros de longitud o senos de 120 centímetros y tampoco tiene eyaculaciones de litros de semen Quien vea estas películas sin tener un asomo de información veraz puede tener una concepción que es una distorsión de la realidad y eso, en mi opinión, es lo más grave de la pornografía dentro de la red

Comentarios