DANZA/LOS PASOS PERDIDOS: la Compañía de Danza Folklórica de Chihuahua

miércoles, 14 de mayo de 2003
México, D F (apro)- Para Antonio Rubio y Socorro Chapa, director y coreógrafa de la Compañía de Danza Folklórica de Chihuahua (CDFCH), enseñar a bailar es algo común y corriente No obstante, ambos son responsables del movimiento dancístico más importante que se ha dado en Chihuahua en los últimos 40 años Presente durante la temporada que se lleva a cabo en la sala Miguel Covarrubias de la UNAM, la CDFCH es, sin duda, un grupo totalmente diferente a los que existen en el país Más allá de si sus coreografías y bailes son creaciones, recreaciones o punto de partida para la creatividad escénica sobre ciertas tradiciones, la CDFCH es sinónimo de diversión y ejecuciones de alta complejidad Y es que el grupo de Rubio tiene como constante el vértigo de bailar la polka Maestro de Educación Física, no pasó por ninguna escuela de danza Fundó el grupo hace 36 años porque “varias compañeras y él querían bailar” Desde ahí, de forma autodidacta empezó a utilizar la polka y hacerla suya Las coreografías surgidas fueron inspiración de él y de su novia Socorro Chapa, y nacieron de un impulso juvenil sin merma Así, casi sin querer, Rubio y Chapa fueron creando coreografías de enormes dificultades, que probaban la condición física de los bailarines Zapateados, giros, jaloneos de pareja y alta velocidad son la constante para interpretar “Santa Rita”, “Cerro Prieto”, “Huarachazo”, “La Licha” “La Picona” –creada especialmente por Rubio para ligarse a su esposa--, entre otras Sin una tradición de danza contemporánea o ballet, el folklor es la actividad dancística más importante de Chihuahua Por el grupo de Rubio han pasado cientos de universitarios y de jóvenes ávidos de bailar Al día de hoy muchos de los integrantes son nuevos, pero otros siguen siendo los mismos de hace 36 años Los bailarines no reciben sueldo, la compañía tiene un magro subsidio, y Rubio y Chapa manejan al grupo como si fuera su propia familia ¿Cuál es el motor que mantiene a la gente interesada? La respuesta es la diversión Dentro del discurso sobre el rescate de las raíces –presente en todas las compañías del país--, Rubio encontró la fórmula secreta para entusiasmar a sus más de 40 bailarines sin darse cuenta de ello al día de hoy: adrenalina e improvisación Es decir, que sus bailarines saben bailar realmente Aprendieron a bailar la polka cambiando de pareja, cambiando de lugar, con vestuario y sin vestuario Al mismo tiempo, poseen unas tablas adquiridas desde la primera semana que ingresaron al grupo, pues se baila en todos lados y en cualquier tipo de condiciones En un ambiente aparentemente caótico, Rubio siempre toma decisiones de último momento: quita bailes, cambia la coreografía, aumenta pasos La música puede ser grabada, pero casi siempre es interpretada por “Los Lenchos”, un singular grupo norteño que trabaja en una cantina de medio pelo, y otro llamado “Los Azulejos”, que incluye músicos de Conservatorio, que lo mismo tocan redoba y acordeón que música culta Las giras pueden ser a poblaciones aledañas llenas de tierra y polvo del desierto, que a Japón, España o Sudamérica Broncos, los bailarines varones no tienen ningún estereotipo más que el de tener una figura robusta y varonil Las mujeres, por su parte, no responden tampoco a la idea de que las bailarinas tienen que ser como modelos La única condición que tienen que cumplir es bailar bien y tener una condición física de primer nivel Con teatro lleno y aplauso desbordado, la de Chihuahua debería ser un ejemplo para la educación artística nacional Los niños mexicanos serían muy felices de bailar con tanto arrojo piezas muy complicadas, aprenderían a bailar en pareja, le perderían miedo a la danza y entenderían que los prejuicios que impiden que los hombres bailen son pura ociosidad

Comentarios