Los trucos de los spammers

viernes, 12 de septiembre de 2003
México, D F, 11 de septiembre (apro)- Sucede cada vez con más frecuencia: el correo electrónico no solicitado, el llamado spam, llega a todos y con una constancia que raya en lo inaudito El miércoles, por ejemplo, al revisar mi correo en la mañana, encontré que tenía 19 mensajes 1 de un conocido y 18 chatarras Desde venta de viagra a precios increíbles hasta el método infalible para incrementar el tamaño de mi pene o de mi busto (según se requiera, desde luego) Esta maldita idea mercadotécnica de trabajar estadísticamente, es decir, mandar propaganda no solicitada a un millón de usuarios para que, quizás, el 1 por ciento de ellos compre, es argumento común en muchas empresas Mi política, como la de muchísima gente, es la de jamás adquirir nada que me llegue a través de un correo chatarra, pero claro, no falta quien cae en la publicidad y entonces quienes bombardean y saturan los correos de todos nosotros, se salen con la suya Curiosamente, a partir de que las empresas que producen sistemas para leer correo (Eudora, Netscape, Microsoft, etcétera), han notado un avance en el spam, para evitarlo han generado tecnología que permite filtrar o bloquear precisamente dichos mensajes chatarra La primera técnica es la de usar filtros que revisen los mensajes por nosotros, antes que los leamos, para así tomar acción sobre ellos Por ejemplo, podemos crear un filtro que mande a la basura todo correo que llegue con la palabra “pene”o “viagra” El filtro “leerá” el correo antes que nosotros Si encuentra alguna ocurrencia de estas palabras, simplemente lo borra y nosotros jamás nos enteramos de su existencia Pero este primer sistema de bloqueo es fácil de vencer Muchos spammers, ponen entonces las palabras así: “vi agra”, “pe nis”, de forma que el filtro no encuentra las palabras que le dimos y de nuevo, tenemos mensajes jamás solicitados Otra manera de impedir que los filtros hagan su labor es la de mandar una imagen (que contiene la propaganda que los spammers quieren que leamos) Así, los filtros no pueden “leer”, es decir, revisar los mensajes porque solamente podrán saber que son ilegibles para ellos, y entonces los dejarán pasar Puede entonces el usuario final decidir bloquear direcciones electrónicas, es decir, de los remitentes El truco del spammerpara brincarse esa traba es generar direcciones fantasmas las cuales, nunca es la misma Así, es difícil bloquear todo género de direcciones diferentes de correo, la mayoría, irreales o falsas Pero además, los spammersjuegan sucio Ponen casi todos, al final de sus mensajes, leyendas que dicen cosas como éstas: “De acuerdo a la legislación vigente, sección 5, párrafo 243, no se considera esto un correo spam si se tiene una manera de removerlo Para ello, escriba a la dirección X un mensaje con la palabra “remover” en el subject En 5 días hábiles desaparecerá de nuestra base de datos” Uno hace eso ¿y qué pasa? Bueno, prepárese a recibir más spam que nunca Lo único que pasó es que les avisó a estos personajes que su dirección estaba viva, es decir, que alguien la lee, y por ende, en lugar de ser eliminado de lista alguna, será bombardeado Pero aparte de eso, es extraño que ser eliminado de una lista de correo tarde tanto tiempo Nunca crea que de verdad lo borrarán Quienes están en este negocio de telemercadeo harán todo lo posible porque usted siga recibiendo mensajes chatarra Lo lamentable es, sin embargo, una técnica que es por demás totalmente fuera de la ética Los spammers toman su dirección electrónica y a partir de ahí mandan sus promociones De esta manera, si una dirección deja de estar activa, ellos no reciben ningún mensaje de que dicho correo no se entregó Quien lo recibe es usted De esa forma, los spammersno necesitan ni siquiera eliminar los mensajes que reportan que algunos correos no pudieron ser entregados a sus destinatarios En breve, en mi opinión, el problema de los spammers tiene una solución, y se trata de un esquema que impide que llegue un correo no solicitado usando el siguiente procedimiento: cuando alguien le manda a usted una carta electrónica, usted no la recibe La recibe el sistema antispamque le regresa un mensaje a quien mandó el correo Se le pide que ponga un número de autorización en el subject (tema del mensaje), o bien, que entre a una página web y dé algún dato que está precisamente en el mensaje del antispammer Si ese mensaje no es autentificado, entonces se bloquea automáticamente esa dirección Si el spammermanda correos no solicitados desde cualquier dirección, entonces el sistema antispamseguirá comportándose igual Como los spammersusan sistemas automáticos, normalmente no pueden autentificarse ellos mismos y nunca recibiremos spam más No se necesitan, incluso, filtros, pues el esquema menciona que es de rajatabla, es decir, sin hacer concesiones ni excepciones Me gustaría ver estos métodos en los clientes de correo actuales Desde mi punto de vista, eliminarían el 90 por ciento del correo chatarra que se recibe por la red

Comentarios