PERMANENCIA VOLUNTARIA: Compleja, "Harry Potter y el prisionero de Azkabán"

lunes, 14 de junio de 2004
México, D F, 14 de junio (apro)- Las dos primeras cintas estuvieron divertidas, pero hasta ahora, si uno no había leído los libros, eran sólo eso, historias divertidas provenientes de un best seller, con una fórmula efectiva y producción multimillonaria Pero luego de ver esta tercera parte, las cosas cambiarán En “Harry Potter y el prisionero de Azkabán” (Harry Potter and the prisoner of Azkaban, EU, 2004), uno se da cuenta que el mundo del aprendiz de mago es algo mucho más interesante que una boba historia para niños, aunque lo sea para niños, en efecto La cinta dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón comienza con Harry (Daniel Radcliffe) abandonando la casa de sus tíos, pues éstos ya le tienen hasta la coronilla con sus groserías Mientras Potter se encuentra sentado en una banqueta, pensando a dónde ir, una extraña visión se cruza por su camino: En medio de unos arbustos, una especie de perro negro se aparece Poco más tarde, nos enteramos que este perro es un indicio de algo funesto, la muerte de Harry Potter; sin embargo, hay otra noticia que por el momento ocupa la mente de Harry Resulta que un terrible criminal y mago, Sirius Black (Gary Oldman), ha escapado de la prisión de Azkabán, y como se presume que éste es discípulo de Lord Voldemort, se espera que vaya en busca de Harry para asesinarle De esta forma, Voldemort encontrará a su regreso el camino libre de adversarios Como en las historias pasadas, todo es un misterio, por lo que Potter, junto a Hermione (Ema Watson) y Ron (Rupert Grint), deberá buscar de arriba-abajo de Hogwarts, y quizá en un pueblo aledaño, las respuestas y su salvación, lo cual significa que cometerán algunas transgresiones La trama es más complicada que las anteriores, pues en esta ocasión encontramos diversos cabos sueltos al mismo tiempo, mismos que se resolverán en óptimas condiciones al final de la cinta Sin embargo, la gran cantidad de elementos causa que la historia se desarrolle un poco más lenta que las anteriores --se dice que “El prisionero de Azkabán” es el libro más complicado de la saga Pero también es compleja en el plano psicológico, ya que al menos dos de los principales personajes, comienzan a cambiar, no sólo físicamente, sino también en lo emocional Hermione explota y comienza a manifestarse como una chica más aguerrida y decidida, mientras que Potter comienza a dejar ver sus emociones Sirius Black tendrá mucho ver con eso Por dentro, Potter está triste por la pérdida de sus padres y también está furioso y un poco frustrado por no entender bien los “cómos” y los “porqués” Después de esta aventura no volverá a ser el mismo El trabajo de dirección de Cuarón es bastante bueno, y cabe resaltar que este tipo de cintas se le dan mejor que cuando juega con historias “más reales” (“Y tú mamá también”), al menos por ahora Y es que, al igual que Tim Burton, Cuarón sabe jugar muy bien con los ambientes --como lo hace el creador de “El extraño mundo de Jack”--, basta con recordar su cinta “La princesita” Vale la pena ir a ver “Harry Potter y el prisionero de Azkabán”, pues cada vez la cosa se pone mejor, pero eso sí, no vaya sin haber visto la primera parte Muy bien por Cuarón y también por JK Rowling, la creadora de todo esta fantasía

Comentarios