Rectifica gobierno, y atiende opinión de Toledo

martes, 26 de julio de 2005
* El pintor impugnó la remodelación del Zócalo de Oaxaca Oaxaca, Oax , 25 de julio (apro)- A 48 horas de que el pintor Francisco Toledo calificara de "mediocre" la remodelación del zócalo de Oaxaca, y de protestar por las incómodas bancas de cemento, el gobernador Ulises Ruiz Ortiz accedió a quitar esos asientos y regresar los originales, y también consideró una "espléndida idea del maestro" conformar un consejo ciudadano a fin de aprobar futuros proyectos La rectificación oficial fue considerada por el reconocido artista plástico como una muestra de voluntad, porque "hubo una respuesta rápida, correcta" Sin embargo, destacó que lo más importante del encuentro que sostuvo con el gobernador "es que sí se va a establecer el Consejo Ciudadano, y con ello ya no habrá tantos jaloneos por bancas y restauraciones malhechas o a la carrera" Aunque reconoció que no se habló más allá ni mucho menos se dieron nombres para presidir ese consejo, mencionó que "en él debe haber restauradores, arquitectos y gente seria que revise los proyectos y los acepte" Cabe recordar que apenas el sábado, el pintor realizó una protesta en la plaza de la Constitución, en que manifestó que "el mal ya está hecho", pero que ahora habría que formar un consejo ciudadano, donde la gente conozca todo sobre los proyectos, y opine sobre próximas remodelaciones Luego de protestar por las bancas de concreto que fueron colocadas en el Zócalo de Oaxaca y convocar a un referéndum para que la ciudadanía sea la que decida qué tipo de bancas deben de ser instaladas en esta plaza, reconoció que los gobernantes "no hacen caso a los ciudadanos y yo creo que no van a oír nada porque todas las dependencias de gobierno están cerradas a transparentar los recursos y rendir cuentas a la ciudadanía" Aunque un día antes --el domingo--, el gobernador defendió los trabajos realizados por el Instituto del Patrimonio Cultural de Oaxaca, y afirmó que no habría cambios, finalmente este lunes sostuvo una reunión con Toledo, en la que no sólo coincidió con el pintor, sino que decidió, con la anuencia del INAH, remover las bancas de cemento y recolocar las originales

Comentarios