Finaliza primera etapa del rescate en San Juan de Ulúa

miércoles, 27 de julio de 2005
* Detalla el INAH en Veracruz los trabajos para preservar la histórica fortaleza Veracruz, Ver , 26 de julio (apro)- Para evitar el colapso de la Fortaleza de San Juan de Ulúa, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (UNAH) concluyó la primera etapa de los trabajos de rescate, que incluyó la colocación de un muro de tablestaca, a fin de detener el deterioro de los cimientos del inmueble construido hace 400 años en el puerto de Veracruz El director del Centro INAH-Veracruz, Daniel Goeritz Rodríguez, mencionó que, tras cuatro siglos de constantes agresiones por ataques bélicos, dragados de la bahía y contaminación por el desarrollo industrial de la ciudad, se socavó la cimentación de la fortaleza A través de los trabajos realizados en esta primera etapa, dijo, se evitará el riesgo de un colapso del inmueble colonial para los próximos cien años, obra en la que se han invertido 30 millones de pesos a la fecha dentro del Programa Integral del Rescate de San Juan de Ulúa, que comenzó desde 1993, y faltan 74 millones más El director regional del INAH explicó que, desde inicios de 2004, con apoyo del gobierno estatal, se inició formalmente el proceso de rescate para evitar el derrumbe de los cimientos de la fortaleza, con el hincado de 693 barras metálicas de 18 metros de largo y 70 centímetros de espacio sobre el lecho marino, en un perímetro de 2 mil 509 metros lineales Detalló que este proceso se realizó con una tecnología especial que evitó vibraciones en la colocación de las barras, a fin de no dañar la estructura del castillo de San Juan de Ulúa, método parecido al que se ha utilizado en obras medievales de Europa y construcciones antiguas de Asia En este momento, dijo, culminó la primera fase, y sólo falta rellenar los espacios que hay entre la tablestaca y los muros de cimientos, donde se utilizará un material especial que solidifique la estructura y cubra los huecos ocasionados por el desgaste provocado por la contaminación y variación de las corrientes marinas Este inmueble, refirió, durante 400 años no recibió atención para evitar su deterioro, aunado a los ataques bélicos registrados tanto por piratas como durante la guerra de Independencia, lo que originó daños, así como por la ampliación del recinto portuario, que llevó al dragado de la bahía y contaminación derivada del desarrollo industrial Es decir, explicó, durante los siglos XVIII y XIX, el perjuicio de la fortaleza fue por las situaciones de guerra y ataques de corsarios, pero en el XX se registró el daño más fuerte, pues se dio el desarrollo portuario, la instalación de empresas que, junto con los barcos de gran calado, arrojaron contaminantes al mar que socavaron el coral con el que fue cimentada la fortaleza Con las obras realizadas a la fecha, refirió, la cimentación del fuerte está garantizada durante un siglo, según han estimado los especialistas, y se alejó el riesgo de colapso y derrumbe de algunas partes que presentaban ya un daño muy severo; además, en este año se trabajará en la introducción de un sistema de corriente eléctrica especial para iluminar los muros de Las Argollas y la dársena de San Vicente, así como la renovación del patio principal del inmueble

Comentarios