Rinden homenaje a Eulalio Ferrer en coloquio cervantino

miércoles, 11 de noviembre de 2009
GUANAJUATO, Gto , 11 de noviembre (apro)- Sin dejar de ser santanderino, Eulalio Ferrer "ha quedado para siempre en el corazón de México", país al que brindó su generosidad y donde dejó testimonio de que el gran logro de su vida fue haberse hecho un hombre de letras, dijo Miguel León Portilla durante su participación en el Vigésimo Coloquio Cervantino Internacional
         El filósofo y filólogo fue, junto con el expresidente de Colombia Belisario Betancur, uno de los dos conferencistas magistrales en el primer día de actividades del Coloquio que se lleva a cabo en esta ciudad y del Eulalio Ferrer Rodríguez, quien falleció en marzo pasado, fue fundador e impulsor
         En la jornada inaugural estuvieron presentes tres de los hijos de Ferrer Rodríguez, entre ellos Ana Sara Ferrer Bohórques, quien quedó a cargo de la Fundación Cervantina en México y España En el encuentro de cervantistas, que culminará el próximo sábado, con la presencia del chileno Jorge Edwards, participan representantes de por lo menos nueve países, entre ellos Grecia y Tailandia
         El escritor sudamericano es, como Betancur y León Portilla, otro reiterado asistente al Coloquio y uno más de la pléyade de amigos que Ferrer cultivó a lo largo de su vida desde el México que recibió a los exiliados españoles en la primera mitad del siglo pasado, después de su estancia en varios campos de concentración en Francia, donde tuvo su encuentro definitivo con El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Cervantes
         En el arranque de este Coloquio, ha quedado en la mesa la pretensión de que en posteriores ediciones lleve el nombre de "Coloquio Cervantino Internacional Eulalio Ferrer Rodríguez", por sugerencia de Belisario Betancur
         Y los homenajes para el publicista, promotor cultural y filólogo de Santander ?nacionalizado mexicano en 1999- se han materializado en voz del expresidente colombiano y en la mayoría de los conferencistas invitados a esta vez a reunirse en torno a la figura de Ferrer, quien dejó en Guanajuato el Museo Iconográfico del Quijote, el Centro de Estudios Cervantinos, la Biblioteca Cervantina y el Banco de imágenes quijotescas, además del Coloquio Cervantino Internacional
 
Ferrer y la fuerza de la palabra
 
En su conferencia en el Teatro Juárez la tarde del martes, Miguel León Portilla contaría cómo fue la palabra la que abrió paso a Eulalio Ferrer a su llegada a México con el grupo de exiliados españoles recibidos por el general Lázaro Cárdenas, cuando consiguió un primer trabajo como editor de una revista cultural
         Sus aventuras publicitarias, como fecundo escritor, defensor del idioma español y coleccionista cervantino de primer nivel fueron referidas en una detallada narración a cargo del maestro León Portilla
         "Fue notable la captación, percepción y manera de expresar esas experiencias" por parte de Eulalio Ferrer en su abundante producción editorial, destacó León Portilla en su conferencia
         Sería ésta la actividad que lo acompañaría durante toda su vida, "el interés por el atributo humano por excelencia: la palabra", diría el maestro León Portilla
         Su aventura publicitaria al ingresar a la Casa Madero permitiría que, a partir de entonces, "la buena estrella de Eulalio Ferrer brillara refulgente", agregó
         La conferencia incluyó varias anécdotas a propósito de la conformación de la colección plástica que a propósito de Don Quijote, Eulalio Ferrer reuniría para entregarla casi íntegramente (más de 600 piezas entre pinturas, esculturas, gráfica en las diversas técnicas) al Museo Iconográfico del Quijote en 1987, en el marco de la celebración del Primer Coloquio Cervantino
         Animoso y ameno, León Portilla contó cómo Ferrer convenció a un muy renuente Carlos Mérida para que pintara un Quijote, y cómo éste se convirtió en la última obra del artista antes de morir
         A Rufino Tamayo el encargo de Ferrer le resultó en un pequeño medallón de plata con la figura de Don Quijote, que le gustó tanto a Olga Tamayo que se resistía a entregárselo al santanderino "y le pidió que por favor se lo dejara más tiempo"
         Este medallón de Tamayo, por cierto, fue entregado anoche en una nueva donación de la Fundación Cervantina ?por decisión expresa de los hijos de don Eulalio- al Museo Iconográfico, a cuyo acervo se integra desde ahora junto con otras piezas escultóricas
         La vasta colección plástica sobre Don Quijote representaría para Eulalio Ferrer ?en palabras de Miguel León Portilla- una muestra "de su larga lucha de sobrevivencia"
         El Vigésimo Coloquio continúa en el transcurso de la semana con las conferencias de los escritores Guillermo Sheridan, Luis Villoro, Bárbara Jacobs, Margit Frenk y un mensaje enviado por Carlos Monsiváis; así como las participaciones del director del Centro Castilla-La Mancha Fernando Redondo Benito, la presentación del último libro de Eulalio Ferrer titulado México en mi corazón y la representación de los Entremeses Cervantinos a cargo del Teatro Universitario, para cerrar el sábado con la entrega de la Presea Cervantina y la participación de Jorge Edwards

Comentarios