Rodrigo García y su mundo femenino

martes, 30 de marzo de 2010

GUADALAJARA, JAL, (Proceso).- El mundo femenino es una constante en los filmes de Rodrigo García, quien acepta haberse repetido en algunos aspectos, “pero siempre trato de ser más profundo en el tema”.

Para él, “lo curioso es que la representación femenina es motivo de discusión, porque a los realizadores que ruedan historias de varones nunca se les cuestiona”.

A partir de 2000, García (hijo del Premio Nobel Gabriel García Márquez) empezó a crear largometrajes estadunidenses: Cosas que diría con sólo mirarla, Diez pequeñas historias de amor, Nueve vidas y ahora Mother and Child.

Antes de recibir el Premio Guadalajara en la 25 edición del Festival Internacional de Cine de esta ciudad, platica que explora la cuestión femenil, “porque me gustan las mujeres, me interesan sus vidas y cómo se relacionan con las personas en sus vidas”.

Argumenta que “la mujer es lubricante y un resistol de la vida familiar”:

“Tiene muchos papeles que contribuyen mucho a la comunidad, muchos hombres también, pero es más normal que la mujer, aunque tenga trabajo y carrera, su principal labor sea la de tener un hijo. Incluso mujeres que no tienen hijos son muy instrumentales en mantener esa relación familiar, cuidar a los padres, a los hermanos, no digo como única ocupación, porque existen mujeres muy profesionistas, ocupadas y exitosas, quienes siguen siendo las que se ocupan de la mamá, de los hermanos, del sobrino, en fin.”

En televisión, Rodrigo García ha dirigido capítulos de series estadunidenses como Los Soprano o Six Feet Under. HBO lo adoptó.

En México, a través del Canal 22, se proyecta En terapia, dirigida, escrita y producida por él:

“Está basada en una serie israelí que era excelente. El tema principal es la crisis del médico sicoterapeuta, y también se ve la de sus pacientes, y eso a la gente le ha gustado.”