Anuncia Conaculta nuevas bóvedas para la Cineteca Nacional

jueves, 2 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 2 de septiembre (apro).- Unas horas antes del Informe presidencial, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, presidido por Consuelo Sáizar, dio a conocer en conferencia de prensa la construcción de nuevas bóvedas para la Cineteca Nacional.

Sáizar anunció que este será uno de los proyectos estratégicos para el próximo año y dijo:

“No debemos correr nuevamente el riesgo de poner en peligro este patrimonio.”

La Cineteca, que en 1982 contaba con 5,500 títulos, hoy se ha incrementado en 13 mil 522 películas a 14 mil 702 y de 331 mil 591 a y 351 mil 202.

“Yo soy de la generación que viviendo en 1982 vio quemarse la Cineteca de Churubusco y Tlalpan, y recuerdo las llamas y el enorme dolor de no haber podido preservar para las generaciones siguientes el patrimonio fílmico nacional,”, expuso la funcionaria.

Informó que la construcción de las bóvedas fue preferida a la creación del anunciado Museo del Cine.

Ante los medios de comunicación y los directores generales del área del Conaculta, externó con detalle durante su exposición lo que en el documento presidencial entregado al Congreso se asentó más brevemente en relación a los avances este año en promoción, infraestructura cultural, protección del patrimonio artístico e histórico, difusión de artes escénicas, radio, apoyos a la creación y formación artística y exposiciones en México y en el extranjero, entre otros apartados, que incluyeron las actividades del papel del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), así como del Festival Internacional Cervantino (FIC), el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), y las direcciones generales de Vinculación Cultural, de Bibliotecas, de Publicaciones y de Canal 22.

Y sobre el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) afirmó que pasó de una inversión de 151 millones de pesos en 2006 a más de 700 en 2010, con un promedio de 70 películas anuales. En 2006 se estrenaron 33 películas mexicanas y en 2009, 54.

La historia

En 1995 se construyeron los nuevos depósitos de películas para la Cineteca Nacional, cinco en total, “de acuerdo con todas las especificaciones que establece la Federación Internacional de Archivos de Film (FIAF)”, advirtió a la revista Proceso entonces su nuevo director, Mario Aguinaga, “destinados a: materiales en video, materiales iconográficos, y los tres restantes a películas. En ninguna de las bóvedas se resguardan materiales cinematográficos en base de nitrato. Estas cintas, que entran en combustión fácilmente, se encuentran en una bóveda en una parte aislada en la Ciudad Universitaria, donde compartimos el espacio con materiales de la Filmoteca de la UNAM, resguardados también de acuerdo con todas las especificaciones de seguridad establecidas".

Sin embargo, dijo que los casi 70,000 rollos diversos que se encontraban en custodia "no están catalogados todavía por falta de recursos humanos".

Un año después se hizo realidad la vieja petición del medio cinematográfico de que la Cineteca Nacional dejara de pertenecer a Gobernación para adscribirse al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Pero hacia junio de 1997, ya con Alejandro Pelayo, titular de la institución --según reportó Héctor Rivera en Proceso--, el panorama no era alentador:    “Inauguradas recientemente, sus nuevas bóvedas cumplían con las especificaciones que establece la Federación Internacional de Archivos de Film (FIAF), a la que está afiliada, en particular en lo que se refiere a iluminación, temperatura y porcentaje de humedad, hasta que se llenaron de goteras.

“Los casi 70,000 rollos que alojan estas bóvedas, además de los casi 6,000 títulos del acervo, no han sido catalogados por falta de recursos humanos y económicos. Otros materiales ahí depositados, colecciones enteras, corren la misma suerte.”

Con el anuncio de la creación de las nuevas bóvedas, se cierra el capítulo dramático que vivió el país el 24 de marzo de 1982, cuando su primera sede fue arrasada por el incendio que destruyó buena parte de la historia fílmica mexicana por negligencia gubernamental.

--FIN DE NOTA--

/v/v

 

Comentarios