Las artes, "lo más chingón que tenemos en México": Alejandra Robles

martes, 25 de octubre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- La cantante oaxaqueña Alejandra Robles representará a México el próximo viernes 28 en el festival Womex (The World Music Expo), el más importante mercado de música profesional a escala internacional, para decirle al mundo que “en México no todo es violencia, que no todo son problemas, y que las artes son lo más chingón que tenemos”. Antes de partir a Copenhague, Dinamarca, la intérprete de ritmos afro-caribeños, sones istmeños, son jarocho, chilenas y sonidos modernos como el blues, rock, reggae y pop, informó que en esta ocasión va junto con Celso Piña a representar a México a la feria más grande de música, a la que sólo acuden cien grupos del mundo. En entrevista, Robles consideró que esta es una excelente oportunidad para decirle al mundo que “en México, donde tenemos tantos problemas, hay gente que está haciendo música, que son nuestros héroes nacionales”. Entonces, “ahora me toca a mí ponerme el saco y dar la cara buena de este país, que no todo es problema y que las artes son lo más chingón que tenemos en México”, reiteró. Aclaró que este festival no es abierto a todo público, sino que es a través de invitación a más de 2 mil 700 delegados de unas mil 420 compañías de 92 países, cerca de un millar de programadores de conciertos y cientos de discográficas, distribuidoras, productores y representantes de artistas. Destacó que este festival es una ventana al mundo porque asisten productores que van a buscar grupos para presentarlos en otros países, entonces, “es una oportunidad muy grande el poder salir y dar a conocer mi trabajo en otros países”. Durante su presentación en el Centro Cultural de Copenhague, adelantó que dará a conocer la música de México cantando piezas muy representativas de Oaxaca como La Llorona, El feo, El negro de la costa, La Malagueña Corraleña, El tilingo lingo, La morena, La bamba, El gallo y Cielito lindo. Hizo hincapié en que a pesar de que ya ha grabado dos discos, La malagueña y La morena, donde tuvo como invitados al cantautor Armando Manzanero, la cantante Eugenia León y Son de Madera, su invitación fue a propuesta del director del festival Ollinkan, José Luis Cruz, por recomendación del músico Ernesto Márquez, creador del Danzón número dos. Recordó que en este evento han participado grandes exponentes, como la también oaxaqueña Lila Downs, que llevan la buena cara de este país y qué mejor que hacerlo a través de la música. La oriunda de Puerto Escondido, Oaxaca, aclaró que en este festival no hay ningún premio, sino la oportunidad de ser reconocida por profesionales de la música. “Lo que quiero es que a la gente le agrade mi concierto, que tenga una buena aceptación y la música les encante para tener chamba y más oportunidades”, comentó. Alejandra Robles mostró interés por la música y la danza desde muy temprana edad y a los 15 años comenzó a estudiar canto y danza contemporánea en la Escuela de Bellas Artes de Oaxaca; posteriormente, en el 2000, viajó a Francia, para ingresar en el Conservatorio de Música de París. A su regreso a México ingresó a la Escuela de Música de la Universidad Veracruzana y se especializó en ópera. Esto le permitió tomar clases con los maestros Benito Navarro (tenor), Guadalupe Colorado (soprano), Cecilia Ladrón de Guevara (mezzosoprano), y Víctor Manuel Filobello (tenor), con quien sigue estudiando canto clásico. Además, de cantar en los principales festivales de México también ha tenido participaciones en conciertos en Canadá, Francia y Estados Unidos. Y en México Robles ha compartido escenario con artistas de la talla de Lila Downs, Susana Harp, Jaramar, Armando Manzanero, Alex Lora, Ernesto Anaya, Ana Díaz, Elizabeth Meza, Eugenia León y Regina Orozco, entre otros.

Comentarios