Leyes y museos al mariachi, pide su organización

lunes, 12 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Al secretario General de la Unión Mexicana de Mariachis, Antonio Covarrubias, le alegra que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) reconozca dicho grupo de música tradicional como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad, a propuesta del gobierno mexicano (Proceso 1831); pero urgen varias medidas, señala. Primero, Covarrubias espera que el gobierno se comprometa a darle más apoyo y más difusión: “Que no haya sido esto sólo para generar notas positivas para el extranjero dada la situación (de inseguridad y violencia) en el país; pero también nosotros como músicos de mariachi estamos obligados a respetar, difundir y valorar todo lo que representa el mariachi: en el vestuario, en la música, en todo, y entonces, como dirigente tengo que transmitir a los agremiados que estemos a la altura de este nombramiento.” Le preocupa que desde hace décadas el mariachi esté fuera de la televisión y la radio porque “todo lo ocupa la música comercial, de hecho la gente conoce al mariachi por cantantes como Pedro Infante, Javier Solís, Vicente Fernández; pero representa mucho más”. Antes interpretaba sones, jarabes, valonas, minuetes; después, corridos y polkas, “el mariachi se ha ido adaptando al paso de los tiempos aunque ha sido al margen de los medios”, porque éstos difunden música comercial. “Sólo aparece el mariachi cuando acompaña a los intérpretes y cantantes comerciales, se difunde más a los cantantes. Entonces hay mucho que rescatar, revalorar y difundir. Existen mariachis tradicionales que continúan tocando sones de la sierra, ya sea en Michoacán o en Jalisco, nuestra raíz sigue vigente pero nosotros, como mariachi contemporáneo que es el modelo que se creó aquí en la Ciudad de México a través de los medios, también debemos revalorar la música que estamos tocando y darle esa difusión.” Incita a presionar a los medios para que a partir de este nombramiento ahora sí se le dé la difusión del mariachi como tal, “y claro, al igual a los cantantes pues no estamos peleados con eso”. –¿Cree de verdad que haya voluntad de las empresas privadas de difundir más al mariachi con esta designación? –Va a estar difícil porque es una costumbre que las empresas hacen lo que quieren. Ellas crean un producto y lo venden, es lo que le llega a la gente; entonces la propuesta independiente de músicos tradicionales como nosotros, de la música tradicional mexicana, llámese huapango o son jarocho, es difícil que las compañías disqueras y mediáticas la acepten. “Supongo que este nombramiento al mariachi puede darle la pauta a los diputados para que legislen que los medios electrónicos privados y no privados tengan la obligación de destinar cierto porcentaje de tiempo en sus espacios, porque si lo dejamos a la iniciativa de ellos (los medios), pues no sucederá nada, porque el negocio de ellos es lo que van creando.” Aparte de legislación, considera también necesario un Museo del Mariachi en Garibaldi. Y otros más en el resto de la República Mexicana: “Existen algunos museos en Cocula, Tecalitlán y Guadalajara, Jalisco; pero no son museografías completas; por ejemplo, en Tecalitlán se enfoca mucho al Mariachi Vargas y eso es muy respetable, sólo que el mariachi va más allá, hay muchos personajes y agrupaciones importantes que son anónimos. “En el Distrito Federal ya hay interés de las áreas de turismo y cultura por el museo. Vamos a ver de qué manera podemos realizar actividades conjuntas al respecto. Lo propusimos hace dos años, pero no se llevó a cabo.”   Apoyos de Manzanero   Agrega que existe una idea de que Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, devele una placa en Garibaldi sobre este nombramiento del mariachi por la UNESCO. –¿Ayuda al país que al mariachi se le haya considerado Patrimonio de la Humanidad? –Sí, puede ayudar en mucho. En lugar de que alguien porte un arma, mejor que porte un instrumento musical. Si un chico en lugar de estar en la calle sin hacer nada, acude a una escuela de música y por ende de mariachi, habrá resultados positivos. De lo contrario, se dedicará a la vagancia. “Es importante que haya no una escuela, sino más escuelas de mariachi. Espero que con lo de la UNESCO se puedan crear más aulas. Nosotros propusimos una en Garibaldi. Allí hubo un conflicto que retomó la Secretaría de Cultura del Gobierno del DF, lo platicamos y llegamos a acuerdos.” La escuela se llama La Casa del Mariachi, ubicada en el Callejón de la Amargura, en Garibaldi, “y la unión que represento participará para que sea más congruente si está en Garibaldi y es de música de mariachi. Vamos a empezar a trabajar conjuntamente. La casa sigue siendo de la Secretaría de Cultura”. En Garibaldi existe un estimado de 4 mil músicos mariachis. Por su parte, el cantautor Armando Manzanero, presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), también se preocupa de que el mariachi no tenga espacios en los medios; sin embargo, se muestra positivo en charla con este semanario: “Vivimos en un mundo donde todo lo comercian: a ver quién vende más discos, quién se quita más la ropa, quién hace más desmanes en el escenario; ya no se trata de música. Nosotros mismos hemos sido responsables de que esta identidad se haya perdido, empezando por las emisoras que día con día se han olvidado de este rubro tan importante. “Creo que tarde o temprano tiene que cambiar esa situación”, concluyó el creador yucateco de las célebres canciones Adoro y Somos novios.

Comentarios