"El Teniente Columbo" y su pasión pictórica

jueves, 7 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- A los 83 años falleció el pasado jueves 23 en su mansión de Beverly Hills, California, el actor neoyorquino Meter Falk, quien de 1971 a 1986 encarnó al mundialmente famoso Teniente Columbo en la teleserie del mismo nombre. Falk murió a por complicaciones relacionadas con el mal de Alzheimer. El hobbie favorito del actor fue la pintura, oficio que desarrolló y diera tema a dos de los 76 capítulos de la teleserie Columbo, cuando menos, transmitidos por Universal entre 1971 y 1986 a lo largo de nueve temporadas triunfales por múltiples países. Amante de la figura femenina, algunas chicas jóvenes accedieron por años a posar sin ropa en su garage de Beverly Hills, para él plasmar sus cuerpos al pastel o con lápices al carbón y en coloridas acuarelas, obras que subastó a través de su sitio oficial en internet (www.peterfalk.com). “Adoro dibujar mujeres desnudas, es parte de mi vida. Mi pasión por los diseños al crayón la desarrollé durante las horas de espera entre los rodajes de una y otra escena. Me obsesiono y puedo pasarme dibujando doce o trece horas cada vez en el garage de casa que uso como estudio. Amo la silueta humana, el cuerpo humano es algo fantástico”, solía decir Falk. “Cierta vez andaba de curioso por los salones de la Art Students League de Nueva York, cuando descubrí sobre un templete iluminado a una chica sin ropa y me pareció tan buena la experiencia que prometí volver allí todos los días. Tengo varias modelos que posan desnudas para mí cada vez que se los pido, las dibujo al carbón con su cabellera recogida, y en ocasiones, con su pelo suelto.” Sus modelos aparecen entre las 37 miniaturas de unos 50 dibujos que suman el total de la colección de arte que ofrece el sitio oficial internet del actor (http://www.peterfalk.com/ArtMiniatures.htm). La mayoría están con ropa, como: Danielle aug. 3 (Danielle 3 de agosto), Blue eyes beauty mark (Marca de belleza ojos azules); Sarah in undergarment (Sarah en ropa íntima),  Blue ribbon (Listón Azul) y Claudia. Los desnudos femeninos son: Good morning (Buenos días), Nude in cap (Desnuda con gorra), Early countour nude (Boceto de contorno), y otro en fondo amarillo intenso, sin título, que aparece como litografía a la venta, firma de autor. Entre los retratos bien logrados de modelos con bikini, dos están de espaldas (tampoco hay títulos), más Sarah, Margo y Bathing suit (Traje de baño). Finalmente, un par de semidesnudos: Show girl (Muchacha del show) capta el pubis que ofrece sentada una stripper de guantes oscuros y zapatos de tacón alto, al giro de sus caderas en la pista; y el dibujo Latina smoking (Latina fumando), donde Falk retrata de frente a una mujer de labios negroides y pechos descubiertos. Completan su galería artística varias curiosidades de figuras masculinas; la cara de Einstein; el tríptico de una anciana (La La) y objetos como My fave chair (Mi silla favorita) y Sneakers (Zapatos tenis). Columbos de Falk Para cerrar con broche de oro este álbum de Peter Falk, se reproducen tres imágenes del teniente Columbo, enfundado con su vieja gabardima, en actitudes muy características del personaje televisivo. Son piezas singulares que constituyen la crema y nata para toda la colección de figuras reunidas, muestra de la talentosa visión artística que diera al actor prestigio internacional como dibujante. Columbo Cartoon (Caricatura de Columbo) es el sketch de mayor valor en las subastas. Expone el certero perfil humorístico tipo cómic del personaje policíaco sui géneris, y en pocas líneas atrapa el momento de confusión que vive nuestro despistado detective de gabardina larga, cuando se rasca la nuca y nos arroja una sonrisa de picardía. Columbo about to pounce (Columbo en pos de su presa) es un dibujo al carbón muy detallista. En acercamiento de medio cuerpo, Falk retrata con realismo al teniente cruzado de brazos. Y de enorme fuerza llamativa, Just one mre thing (Sólo una cosa más), copiado a partir de un estudio fotográfico de Falk, a colores, para promoción de la teleserie. El título del dibujo era una de las expresiones recurrentes de Columbo para importunar al sospechoso y acorralarlo con más preguntas (http://album.sofeminine.co.uk/album/see_461125_2/PETER-FALK-AS-COLUMBO.html). En 1978, la editorial Da Capo Press publicó su libro de anécdotas autobiográficas Just one more thing. Stories of my life (Relatos de mi vida) donde afirma: "La similitud con Sherlock Holmes se da por compartir una aguda capacidad de observación y su profunda lógica deductiva, se parecen porque uno fuma pipa y el otro habanos. Pero Columbo es la antítesis del detective inglés porque no ser aristócrata, sino común y corriente, una persona sencilla, inculta, carente de buenos modales. “He conseguido interpretar uno de los caracteres más ricos en la historia de la televisión, ¿por qué pensarán que yo tendría que llegar a fastidiarme de Columbo? Lo único que les puedo decir es que me siento el ser más afortunado sobre la faz del planeta.” Lienzos para enmarcar Tal afición de Peter Falk por la pintura halló cabida temática en el capítulo “Suitable for framing” (Lienzos para enmarcar) de 1971, para la primera temporada de Columbo, con el siguiente argumento: El multimillonario coleccionista de arte Randy Matthew ha decidido alterar su testamento, por lo cual su sobrino Dale Kingston (el actor Ross Martin), prominente crítico de arte con mucho poder e influencia, no heredará la extensa y valiosísima colección de cuadros valiosísimos que posee su tío con quien habita en la misma residencia. Antes de que se divulguen los cambios del testamento, Dale Kingston mata al tío de un balazo, y para simular que fue un asesinato cometido por ladrones de obras artísticas, deja la mansión en desorden. Muchacha en la ventana, de Rembrandt; La Yole, de Renoir, y Branche du prumier en fondo verde, de Matisse son los cuadros que admira Columbo en las paredes de la escena del crimen. Llega el asesino y el teniente se aproxima a él para entablar el siguiente diálogo: -Señor Dale Kingston, si me permite un momento... ¿Podría ayudarme con un problema que tengo? Se trata de ese cuadro... -¿Qué problema tiene, detective? ¿No había visto a nadie sin rostro? Es una obra prestada. Hay personas que tienen una doble cara. -Sí, pero la firma... No entiendo lo que dice esa firma. -De Groat. George De Groat. Es muy famoso. -Sí, eso pensaba... Qué curioso, porque me he fijado en la firma de aquel otro cuadro y creo leer que dice... ¿Bimbaum? --Bimbaum, eso dice. --Lo mismo pensé. Creí que los artistas tendrían mejor letra... -Oiga, ¿le parece oportuno hablarme de esto ahora mismo, señor? -Teniente Columbo. ¿Habían intentado robar antes su mansión? -Sí, esta residencia es una mina de oro para ladrones del arte, la colección aquí vale millones de dólares. -No me diga, ¿en serio? ¡Qué impresionante! No me entra en la cabeza una cosa... Digamos que usted viniera a robarse un cuadro aquí, ¿no escogería un De Groat en lugar de un Bimbaum? -Tal vez, teniente; pero el detective es usted. -Claro, usted es el crítico de arte y creo que voy a necesitar de su ayuda, por ejemplo, acá, mire usted... De este otro lado tenemos dos marcos vacíos, pero no hallamos ningún lienzo de ese tamaño, y como muchos cuadros acaban de volver de una exposición... -Yo mismo me encargué de desempacar dos que aparecen en el catálogo de la exposición, son mis pasteles favoritos de Degas. -¿Pasteles? Como los que usan los niños en la escuela... -¡Nadie ha pintado al pastel como Degas! Ningún cuadro aquí vale menos de 500 mil dólares. -Me extraña que primero escogieran un Bimbaum, y cuando su tío los sorprendió y todo este barullo, lo mataron. Entonces se les encendió la lamparita a los ladrones, tomaron los dos cuadros muy valiosos y huyeron. -Eso no parece tener mucho sentido, teniente; pero la vida misma tampoco parece tener mucho sentido. “Columbo: Murder, a self portrait” (El autorretrato asesino de Columbo), capítulo número 50 en el historial de la exitosa teleserie durante su novena temporada final de 1986, es uno de los más peculiares, por cerrar dramáticamente con la develación de un óleo de Columbo realizado por Jaroslav Gebr (filme El golpe). Con argumento de Robert Sherman y transmitido por Universal el 25 de noviembre de 1986, en esta escena cumbre acontece una vez que el teniente Columbo ha descubierto al criminal, el pintor antagonista del capítulo Max Barsini (el actor Patrick Bauchau) le advierte: “¡Tu alma de polizonte inmisericorde, tenebrosa, atormentada! ¡El policía desenmascarado! ¡No podrás soportar tu propio espejo cuando te veas cómo eres de vil en mi cuadro!” Columbo simplemente contesta: “Es una obra muy bonita, señor. Creo que usted me ha estado engañando. ¿No cree que yo debo enseñarla a mi esposa?” No se sabe dónde fue a parar aquel lienzo de Gebr, si bien se rumora que el mismo Peter Falk lo adquirió para su colección (http://www.columbo-site.freeuk.com/columboart.htm). Shera Danese, segunda esposa en la vida real de Peter Falk y quien lo acompañó más de tres décadas hasta su muerte, actúa en el papel de Vanessa Barsini, mujer del artista Max Barsini en este capítulo. Se especula que recibirá unos 50 millones de dólares, fruto de la herencia de su difunto marido. Según el diario Daily Mail, sus bienes irán a parar en su mayor parte a manos de ella, “la mansión que habitaban juntos, las obras de arte y otros valores de cuentas e inversiones”. (http://www.rtl.be/people/people/news/12968/peter-falk-legue-5-millions-de-dollars-a-sa-femme-).

Comentarios